Octavio Granado, experiencia en un momento complicado

Octavio Granado, nuevo secreatio de Estado de la Seguridad Social./Ricardo Ordóñez / ICAL
Octavio Granado, nuevo secreatio de Estado de la Seguridad Social. / Ricardo Ordóñez / ICAL

El Consejo de Ministros ha confrimado hoy el nombramiento de Octavio Granado como secretario de Estado de la Seguridad Social, un cargo que ya desempeñó en las dos legislaturas de Rodríguez Zapatero

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Consejo de Ministros ha confirmado hoy lo que ayer era ya un secreto a voces. El burgalés Octavio Granado volverá a ser el titular de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, un cargo que ya ostentó entre 2003 y 2011 en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero.

Granado regresa así a la primera línea de la política de la mano de la nueva ministra de Empleo, Magdalena Valerio, que ha decidido apostar por la experiencia para un departamento cuya labor se antoja clave a lo largo de los próximos meses. No en vano, las dudas en torno a la superviviencia del actual sistema de pensiones han provocado reiteradas y multitudinarias movilizaciones de pensionistas a lo largo y ancho de España en los últimos meses.

A nadie se le escapa que poco o nada tiene que ver la situación actual con la que se encontró Granado cuando asumió el cargo en 2003. Entonces, España mantenía un crecimiento permanente y la 'hucha' de las pensiones no hacía más que incrementarse gracias al superávit de las cuentas. De hecho, en la etapa del político burgalés al frente de la Secretaría de Estado, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social superó los 60.000 millones de euros. Hoy, siete años después de aquello, esa cifra apenas alcanza los 8.000 millones.

Vista la situación general y lo breve que se prevé la legislatura, Granado, considerado un gran experto en el sistema de pensiones, tendrá la difícil tarea de corregir la situación. Queda por ver qué camino emprenderá para conseguirlo. Y es que, hace apenas unas semanas, en el marco de un debate sobre el sistema de pensiones organizado por la Universidad Isabel I en Burgos, el propio Granado consideraba inviable blindar el poder adquisitivo de las pensiones a través de la Constitución. Eso, a su juicio «tendría más de magia que de política», toda vez que el derecho fundamental es que haya pensiones «dignas», más allá de blindajes concretos.

En el instituto

De momento, eso sí, Granado continúa a la espera de que su nombramiento se publique en el Boletín oficial del Estado (BOE). Será entonces cuando asuma formalmente sus responsabilidades públicas y comience a trabajar de manera oficial en el Ministerio.

Mientras tanto, insiste el propio Granado, continúa siendo profesor en el IES Félix Rodríguez de la Fuente de la capital burgalesa a todos los efectos. Hoy, de hecho, estaba con sus alumnos en una excursión en Madrid y, al igual que sucedió ayer cuando se conoció su nombramiento, ha declinando hacer declaraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos