El Parlament rechaza simbólicamente la suspensión de los diputados decretada por Llarena pero la acata en la práctica

Vista general del Parlament./Albert Gea (Reuters)
Vista general del Parlament. / Albert Gea (Reuters)

Cs anuncia una querella criminal contra la mesa por el ataque a la democracia al permitir la votación. Los comunes salen en la ayuda de Quim Torra

CRISTIAN REINOBarcelona

Con los votos de JxCat, ERC, la CUP y los comunes, el Parlamento catalán ha rechazado esta mañana de manera solemne acatar la suspensión de los diputados procesados decretada por el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. Se trata de una declaración sin efectos prácticos, porque de facto los diputados están suspendidos desde el mes de julio, pues ya no cobran sus sueldos y no pueden votar en los plenos.

La declaración ha sido un subterfugio retórico por parte de los independentistas para afirmar de manera formal que rechazan el auto de Llarena pero por la vía de los hechos lo están acatando.

JxC y ERC alcanzaron la semana pasada un acuerdo para aplicar la suspensión decidida por Llarena, que en la práctica permite desbloquear la situación de la Cámara catalana, que permanecía no operativa desde el mes de julio. El problema era Carles Puigdemont, que se negaba a aceptar su suspensión. La solución a la que llegaron los independentistas fue votar una resolución que supone una escenificación «simbólica» del rechazo a una sentencia y al mismo tiempo aprobar una resolución que señala que mientras dure la situación judicial actual y no se resuelvan los recursos presentados por las defensas, «los derechos parlamentarios» de los seis diputados suspendidos «podrán ser ejercidos por el miembro del grupo parlamentario que los interesados designen».

El auto del juez Llarena proponía como fórmula la sustitución temporal. Una figura inédita que en la práctica será como una delegación de voto. Y que va en línea con el informe de los letrados de la Cámara que recomendaba que un diputado asuma «simultáneamente la condición de sustituto de otro diputado suspendido de su mismo grupo parlamentario». Pero en este caso JxCat y ERC han evitado el concepto de sustitución. Los diputados mantienen sus actas, pero pierden sus derechos, como cobrar un sueldo y votar en los plenos

Los dos textos sometidos a votación han sido: «Acordar por mayoría absoluta de los miembros del pleno del Parlamento la suspensión de los derechos y deberes parlamentarios de los disputados Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Jordi Sànchez». Este texto ha sido rechazado con los votos de JxCat, ERC, CUP y Catalunya en Comú. Cs y PP se han ausentado de la votación. El PSC se ha negado a votar.

El segundo, aprobado por mayoría simple, decía: «Acordar que mientras dure la situación jurídica actual y no se resuelvan los recursos presentados por sus defensas, los derechos parlamentarios de los diputados podrán ser ejercidos por el miembro de su grupo parlamentario que los interesados designen». Este ha sido aprobado con los votos de JxCat, ERC y los comunes. La CUP ha votado en contra porque considera que supone un acatamiento del auto de Llarena.

JxCat y ERC han elevado la decisión a la votación del pleno para evitar consecuencias penales para la mesa de la Cámara catalana.

Y es que, Cs ha anunciado la presentación de una querella contra los miembros de la mesa que han propiciado que se vote una resolución judicial en el pleno. Según la formación naranja, un Parlamento no puede votar su acata o no una resolución judicial. Inés Arrimadas, líder de Cs, ha afirmado que lo que se ha vivido esta mañana en la Cámara catalana es un «ataque a la democracia» como el que a su juicio se produjo ayer con el intento de asalto por parte de los CDR en los disturbios tras la manifestación secesionista de recuerdo al 1-O. Arrimadas ha cargado contra Quim Torra por animar a los CDR a apretar con las movilizaciones. «Estas palabras le van a perseguir toda la vida», ha dicho. «Usted es el cabecilla de un comando separatista violento», ha rematado.

«El Parlament tiene la obligación de cumplir la resolución judicial. Lo que no puede hacer el ple es votar una resolución judicial. Ustedes no creen en la separación de poderes», ha acusado el PSC a los grupos independentistas

El PP ha pedido la dimisión de Quim Torra por sus arengas a los CDR. Ha sido la única formación que lo ha solicitado. La CUP pedirá el cese del consejero de Interior, Miquel Buch.

JxCat y ERC han justificado la votación para proteger la Cámara catalana de las «injerencias ilícitas».

Una vez resuelto el desbloqueo de la Cámara catalana, Quim Torra tiene vía libre para esta tarde defender su primer debate de política general.

Más información

 

Fotos

Vídeos