Ponsatí hace caja con los microdonativos para su defensa y sube la petición a 200.000 libras

Ponsatí hace caja con los microdonativos para su defensa y sube la petición a 200.000 libras

La exconsejera comenzó pidiendo 40.000 libras, pero tras recaudarlas en apenas una hora, aumentó la petición a 100.000 y después a 150.000. Ahora pide 200.000

Rosario González
ROSARIO GONZÁLEZMadrid

Clara Ponsatí, la exconsejera de la Generalitat huida a Escocia y que se ha entregado hoy a las autoridades, ha visto como la caja de resistencia que puso en marcha esta misma mañana ha superado todas las expectativas. Ponsatí ha acudido hoy a una comisaría de Edimburgo, un movimiento que ya anunció después de que el Tribunal Supremo emitiera la orden de detención internacional contra ella y el resto de líderes independentistas huidao. Unas horas antes, la exconsejera hizo una petición de ayuda «urgente» para sufragar los gastos de su defensa, que asegura que no puede asumir ella sola, y puso en marcha una campaña de recogida de fondos a través de microdonaciones en una página web (crowfunding).

Ponsatí llamaba a los ciudadanos, concretamente «a quienes defendisteis las urnas el 1-O», a contribuir con donaciones para recaudar 40.000 libras esterlinas -unos 45.485 euros-. Esa fue su petición inicial pero, tras recaudar esa cantidad en apenas una hora, aumentó la petición hasta las 100.000 libras y después a 150.000. A las 15.26 horas de este miércoles, el contador de la página CrowdJustice mostraba que ya había superado el objetivo y mostraba la nueva cifra a conseguir: 200.000 euros. Según explican en la página web donde se aloja la campaña, la cantidad se irá aumentando «para cubrir los gastos eventuales que pueden surgir en una larga batalla legal» y han asegurado que los fondos sobrantes «se utilizarán para ayudar a otros en la misma situación» que Clara Ponsatí.

«Siempre es difícil estimar los costes de un caso de extradición internacional complejo, pero sé que los costes de enfrentarse al Estado español serán considerables durante varios meses», argumentaba esta mañana Ponsatí, que viajó a Bélgica junto con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y luego se trasladó a Reino Unido para reincorporarse a la prestigiosa universidad de Saint Andrews, donde hasta 2016 había ejercido como profesora de Economía y Finanzas. Precisamente, su defensa legal está en manos de Aamer Anwar, rector de la universidad de Glasgow y uno de los abogados más prestigiosos de Escocia, reconocido como letrado del año en 2017.

La que fuera responsable de Educación en el gobierno de Puigdemont ha confirmado que tiene intención de oponerse a la extradición «firmemente» y agradece el apoyo recibido por parte de la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, y de políticos de distintas formaciones. Ponsatí ha defendido que no ha cometido nunca ningún delito y que lo que hizo fue promover una votación pacífica y democrática incluida ahora en una causa por presunta sedición y rebelión. En este sentido, ha criticado que «no hay ninguna garantía de un juicio justo en España» y ha lamentado que miembros del Gobierno catalán cesado ya se encuentren en prisión preventiva por orden del magistrado Pablo Llarena. «Si regreso, creo que es probable que acabe sujeta al trato degradante e inhumano de las autoridades» por la forma de actuar del Gobierno español, ha argumentado.

Más información

 

Fotos

Vídeos