Ana Julia Quezada se enfrenta a prisión permanente revisable ante un jurado popular

Ana Julia Quezada./EFE
Ana Julia Quezada. / EFE

El juez solicita la apertura de juicio oral para la asesina confesa del pequeño Gabriel | El instrutor ordena incorporar al procedimiento las circunstancias de muerte de la primera hija de la encausada

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

Un año después de la desaparición de Gabriel Cruz, el niño de ocho años que fue asesinado en Níjar (Almería), el Juzgado de Instrucción Núm. 5 de Almería ha solicidato la apertura de juicio oral a Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte violenta del menor, con lo que da por cerrada la instrucción del caso y remite las actuaciones a la Audiencia Provincial para que se celebre el juicio con jurado popular. La Fiscalía ha solicitado para la acusada la pena de prisión permanente revisable y el pago 200.203 euros por los gastos generados por el despliegue que se puso en marcha en la búsqueda del menor, una petición similar a la que ha realizado el abogado de los padres. Mientras que la defensa rebaja la petición a tres años de cárcel.

En el escrito del juez Rafael Soriano, al que ha tenido acceso este medio, el instructor del caso destaca el «absoluto menosprecio» hacia el menor por parte de Quezada y la «indiferencia» hacia la «conmocción de la ciudadanía» y la implicación social promovida por los progenitores del menor desde el momento de la desaparición. Además destaca expresiones como «dónde lo puedo momento de su desaparición, expresiones tales como llevar yo, a algún invernadero» y « ¿no quieren un pez?, les voy a hacer (¿dar?) un pez (¿por?) mis cojones».

En el escrito también se resumen las actuaciones realizadas por la Guardia Civil, entre ellas las declaraciones tomadas al entorno del menor durante los doce días que duró su búsqueda en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, entre las que se encuentran las propia acusada tanto ante los agentes como en el juzgado.

La muerte de la primera hija

En atención a la petición de la acusación particular, el juez dispone que se incorpore a las actuaciones el atestado referido a la investigación que los agentes de la Policía Judicial realizaron en Burgos sobre las circustacias que rodearon la muerte de la primera hija de Ana Julia Quesada, un caso que fue archivado y sobre el que la Guardia Civil elaboró posteriormente un informe.

Cabe recordar que los padres de Gabriel, Patricia Ramírez y Ángel Cruz, señalaron que estaban convencidos de que el crimen de su hijo «tiene que ver» con la muerte de la primera hija de la investigada en 1996, cuando esta residía en Burgos. La pequeña de cuatro años falleció al caer desde una ventana. En este sentido, avanzaron que solicitarían «formalmente» que se incorporaran al procedimiento abierto en Almería las investigaciones que se realizaron en su momento para esclarecer la muerte de la menor.

Más información