Torra no descarta una declaración de independencia como respuesta a las sentencias del 1-O

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante una de sus intervenciones en la primera sesión plenaria del Parlament en 2019. / EFE

El presidente de la Generalitat acudirá al juicio y afirma que Cataluña es una «República declarada que no se hizo efectiva»

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, vuelve a amenazar con una declaración de independencia en los próximos meses. El jefe del Ejecutivo catalán no ha descartado esta mañana que el Parlamento vuelva a declarar la independencia, como ya hizo el 27-O de 2017.

En este caso, Torra podría apostar por una nueva proclamación de la república como respuesta a unas eventuales sentencias condenatorias en el juicio del 1-O que arrancará el próximo mes de febrero. Torra que «no aceptará» la sentencia, aunque evita referirse en términos de no acatarla, tampoco ha descartado que la respuesta pueda ser un anticipo electoral. El president da por hecha la sentencia condenatoria.

El dirigente nacionalista no ha querido aclarar esta mañana en una entrevista en Rac-1 qué opciones más baraja como reacción a los fallos judiciales. Lo que sí ha confirmado es que en caso de sentencias duras, se pondrá en contacto con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y acudirá el día después al Parlamento con una propuesta sobre democracia y derecho a la autodeterminación. «No sé si todos los diputados independentistas estarían a favor de la DUI», ha señalado en cualquier caso. «Pero no descarto ninguna vía democrática», ha asegurado.

Torra tiene previsto acudir algún día al juicio, dentro de la sala, posiblemente el día que declare Oriol Junqueras. El día de inicio de la vista, tiene previsto viajar a Bruselas a dar una conferencia.

El presidente catalán ha elevado el tono el día antes de que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, viaje mañana a Barcelona a reunirse con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consejera de la Presidencia, Elsa Artadi. Sobre esta reunión, ha reiterado poner sobre la mesa el documento de 21 puntos que le entregó a Sánchez en su reunión de diciembre en Barcelona, que gira en torno a tres ejes: desfranquización de la política española, regeneración democrática y autodeterminación.

El dirigente nacionalista ha criticado al Gobierno que en cada reunión que celebran ambas administraciones vaya con una «hoja en blanco». Y en materia de Presupuestos Generales del Estado, el presidente de la Generalitat ha insistido en tumbar las Cuentas de Pedro Sánchez. «No se pueden votar», ha señalado. Y a la pregunta de si prefiere un tripartito de derechas (de «ultraderecha», según él) o un Gobierno del PSOE, su respuesta es: «Yo elijo la independencia».

Torra ha insistido en que su tarea al frente de la Generalitat es hacer efectiva la república. «Cataluña es una autonomía jurídica», ha señalado. «Estamos en una República declarada que no hizo efectiva», ha asegurado. Su objetivo, por tanto, sigue siendo hacer efectiva la República y ha apuntado que si no consigue su objetivo habrá acabado su misión y se marchará a casa. Eso sí, ha afirmado que no volverá a presentarse como candidato a la presidencia de la Generalitat en unas elecciones autonómicas.

Sobre la posible salida de Elsa Artadi de su ejecutivo, la ha dado casi por hecha, pero ha matizado que el asunto está aún abierto. «Me sabe mal perder a Artadi», ha dicho y se ha inclinado por una mujer como su posible sustituta en el Govern. En relación a la investidura de Carles Puigdemont, ha confirmado que éste sigue siendo uno de los objetivos de la legislatura. «Estoy dispuesto a apartarme para que Puigdemont sea investido. Espero que pase», ha rematado.