Un muerto y 44 heridos al descarrilar un tren de cercanías en Barcelona

Los técnicos de Adif inspeccionan el lugar del accidente del tren de cercanías en Barcelona. / EFE/Atlas

El convoy se encontró con un deslizamiento de tierra provocado por las fuertes lluvias de los últimos días

CRISTIAN REINOBarcelona

Una persona ha muerto, tres personas han resultado heridas graves y 41 leves este martes al descarrilar un tren de cercanías de Renfe que cubría la línea entre Terrassa y Manresa, ambas localidades de la provincia de Barcelona. El accidente se ha producido hacia las 6:15 horas entre Vacarisses y Vacarisses-Torreblanca a consencuencia de un deslizamiento de tierra, consecuencia de las fuertes lluvias caídas en la zona, que ha invadido las vías.

Fuentes de Cercanías de Renfe han explicado que las redes de contención instaladas para evitar derrumbes del terreno no han podido frenar el desprendimiento de tierra, con lo que los materiales cayeron sobre la vía. Esto ha producido el descarrilamiento de cuatro de los seis vagones del tren de la línea R4 Manresa-Sant Vicenç de Calders entre Vacarisses y Vacarisses Torreblanca, en el que viabana 131 pasajeros. El servicio de Rodalies quedó interrumpido entre Terrassa y Manresa y se recomendó el uso de otros medios de transporte.

Hasta el lugar del siniestro acudieron 18 ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (Sem), una veintena de dotaciones de los Bomberos de la Generalitat y 17 patrullas de los Mossos d'Esquadra, con agentes de tráfico, seguridad ciudadana y Arro. Los equipos de rescate, tras rescatar a los viajeros, han valorado en el lugar el alcance de sus lesiones antes de su traslados hasta el polideportivo de la localidad o ser evacuados hasta los hospitales de Althaia, Parc Taulí de Sabadell, la Mútua de Terrassa y a los ambulatorios de urgencias de Manresa y Sant Félix.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha confirmado que la única víctima mortal del accidente de tren ha salido despedido del convoy como consecuencias del impacto del descarrilamiento. Se trata de un hombre, de 36 años vecino de la población de Castellbell i el Vilar (Barcelona), de doble nacionalidad, española y uruguaya, que viajaba junto a una de las puertas del vagón, que se habría abierto en el accidente, lo que provocó la fatalidad de que la víctima saliera despedido del tren.

En un primer momento se especuló con otra hipótesis, ya que que el fallecido fue hallado fuera del convoy. «Me han dicho que hay testigos que aseguran que la persona estaba dentro del tren y salió despedido», ha afirmado el presidente de Renfe desde el pabellón de Vacarisses, donde la compañía se ha instalado un punto de información y atención.

Los viajeros han abierto las puertas

Uno de los pasajeros ha relatado que en los primeros momentos han sido los propios viajeros quienes han abierto las puertas del tren para salir de él tras el accidente. En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, Jordi Canuda ha explicado que él viajaba en el último vagón, el único que se ha mantenido totalmente en pie tras el accidente, ha apuntado.

«Hemos empezado a notar que el tren circulaba de una forma muy extraña. Se han empezado a apagar las luces. El tren ha comenzado a moverse muy fuerte y pensaba que daría la vuelta», ha narrado RAC1 Jordi, un pasajero que, como cada día, se dirigía a hacer prácticas a una clínica de Barcelona.

Renfe y el Ministerio de Fomento han activado el Plan de Asistencia a Víctimas de Accidentes Ferroviarios y sus Familiares (PAVAFF), con el teléfono de atención 900 10 10 20. Se han activado dos Centros de Atención a Familiares (CAF) en la estación de Barcelona Sants (en la sala verde) y en el Polideportivo de Vaquerisses. Estos centros fueron atendidas por psicólogos las víctimas y los pasajeros ilesos, antes de ser trasladados a un centro sanitario o hasta sus destinos en autobuses fletados para la ocasión.

Actuaciones de refuerzo

El presidente de Renfe, preguntado si el lugar del siniestro es considerado como un 'punto negro' dado que en el kilómetro 321 de la vía se registraron descarrilamientos en 2009 y 2011, ha explicado que se han llevado a cabo «actuaciones de refuerzo». El lunes mismo, ha dicho Táboas, ADIF hizo un repaso visual de la vía y a su juicio «estaba en perfecto estado».

«Las causas ya las determinará una comisión especializada», ha precisado el responsable de la compañía, que en todo caso ha lamentado la acumulación de lluvias y que estos días atrás llegaron a caer en la zona 94 litros por metro cuadrado. Táboas no ha podido hablar aún con el maquinista, ha señalado, pues se encuentra en observación en el hospital, entre la cuarentena de personas que han resultado heridas.

Mientras, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Terrassa, en funciones de guardia, se ha hecho cargo de la investigación. La juez, en funciones de guardia, junto al fiscal, un forense y un letrado de la administración, ha ordenado el levantamiento del cadáver. La comisión judicial ha realizado una inspección del lugar del siniestro.

Hasta el lugar del accidente también han acudido el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el consejero de Interior, Miquel Buch, y el de Política Territorial, Damià Calvet. Según el titular de Interior, «la tragedia podía haber sido mucho mayor».

Por otra parte, a consecuencia del accidente se cortaron en ambos sentidos de circulación la autopista C-58 en Vacarisses para facilitar el trabajo de los servicios de emergencia. Tráfico desvió la circulación hacia la autopista C-16, donde se levantaron los peajes.

Más información

 

Fotos

Vídeos