Turull y Romeva, los siguientes en declarar en el juicio del 'procés'

El exconsejero de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull. /Efe
El exconsejero de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull. / Efe

El exconsejero de Presidencia está acusado de impulsar la movilización ciudadana del 1-O y el responsable de Exteriores de internacionalizar el proceso; les piden 16 años de prisión

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El exconsejero de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, en prisión preventiva procesado por un delito de rebelión y malversación, será el siguiente acusado en declarar en el juicio del 'procés' secesionista catalán. Turull, candidato fallido a presidir el Govern por su situación procesal, será interrogado el próximo martes desde las 10 de la mañana, después de que hayan comparecido el jueves el exvicepresidente Oriol Junquerasy el exconsejero de Interior .

Turull se enfrenta a 16 años de prisión y, según la Fiscalía, «impulsó» la movilización ciudadana desde sus funciones de portavoz del Gobierno catalán. Asimismo, «diseñó y gestionó» la inserción publicitaria del referéndum y «coordinó» infraestructuras informáticas para votación y reclutamiento de voluntarios para la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

En su escrito de defensa, el abogado del procesado, Jordi Pina, combina la denuncia del «proceso político» con la batalla jurídica. Un punto intermedio entre el letrado de Junqueras (Andreu van den Eynde) y el de Forn (Xavier Melero), que ayer desplegaron dos estrategias opuestas para tratar de salvar a sus clientes. El primero fue extrictamente política y el segundo, técnico-jurídica, es decir, más pegada a los hechos acusatorios.

Estructuras de Estado

Pina, defensor de Turull, también representa a los políticos del PdeCAT procesados, Josep Rull y Jordi Sànchez. Tiene experiencia en el Supremo, porque llevó la defensa de la exconsejera Irene Rigau en el juicio de la consulta del 9-N de 2014 y la de Jordi Montull, socio de Fèlix Millet, uno de los principales implicados en el saqueo del Palau de la Música.

Raül Romeva.
Raül Romeva. / Efe

Tras el interrogatoria a Turull -está por ver si va a contestar a las preguntas de las acusaciones, Fiscalía y Abogacía del Estado- será el turno del exconsejero de Asuntos Exteriores Raül Romeva. El político de Esquerra Republicana está en prisión preventiva procesado por delitos de rebelión y malversación. Se enfrenta a 16 años de cárcel por impulsar, presuntamente, la creación de estructuras del Estado y favorecer el reconocimiento de la República Catalana en el extranjero a través del Diplocat. Del mismo modo, abordó el proyecto para posibilitar la votación electrónica de residente en el extranjero y asumió la atención a los observadores internacionales.

Su abogado es Van den Eynde, el mismo que optó por la estrategia política de Junqueras, por lo que será interesante comprobar si hay matices cuando su cliente se siente delante del tribunal presidido por Manuel Marchena. El primer interrogante a despejar será conocer si Romeva va a defenderse de las acusaciones del Ministerio Fiscal. Cosa que no hizo ayer su colega republicano, en una suerte de inmolación personal en pro del independentismo catalán y sus ideales.

Más información