El Supremo tratará de que el juicio del 'procés' concluya antes de la campaña

Numerosos periodistas siguen desde la sala de prensa instalada en la biblioteca del Tribunal Supremo, el desarrollo del juicio del 'procés'./efe
Numerosos periodistas siguen desde la sala de prensa instalada en la biblioteca del Tribunal Supremo, el desarrollo del juicio del 'procés'. / efe

No está sobre la mesa la posibilidad de aplazarlo durante los 15 días de contienda electoral, aunque la Fiscalía lo estudiará llegado el caso

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El tribunal del Supremo que juzga a los líderes del 'procés' independentista en Cataluña tratará de que la vista oral concluya antes del inicio de la campaña de las elecciones generales, que comienza el próximo 12 de abril. Esta es la idea de la Sala después de conocer el anuncio de la convocatoria de los comicios, según han comentado fuentes jurídicias.

Pese a que los magistrados descartan que este periodo electoral sea un motivo de calado para suspender el desarrollo del juicio, son conscientes de que la coincidencia con las dos semanas de campaña podrían generar cierta interferencia en la actividad política. Por este motivo, lo razonable, opinan, es que concluya la segunda semana de abril.

Antes de conocer ayer la fecha de las generales, el pensamiento del tribunal era finalizar el juicio antes del mes de mayo. La razón comentada entonces es que la vista no entorpeciera las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo. Sin embargo, el margen que tenía entonces la Sala se ha reducido ahora dos semanas con respecto al plan inicial.

Esta nueva situación temporal llevará al presidente del tribunal, Manuel Marchena, a ampliar los días previstos para las sesiones si se acerca la campaña electoral de las generales y el juicio no ha concluido. Inicialmente está marcado de martes a jueves, es decir, tres días a la semana. Pero fuentes de la Sala ya dejaron entrever antes del juicio la posibilidad de incluir en el calendario «algún viernes», si la vista iba con retraso o si se hubiera quedado colgada alguna práctica probatoria en las sesiones de los jueves.

Más de 500 testigos

De momento, todo marcha según lo previsto y la intención es que la próxima semana concluya el interrogatorio de los procesados. Tras las dos jornadas de cuestiones previas (martes y miércoles) y la declaración el jueves de Oriol Junqueras y Joaquim Forn, faltan por comparecer diez encausados más.

Pero más allá de los 12 procesados, la larga listas de testigos es lo que podría afectar realmente el calendario marcado por la Sala. Primero porque se ha autorizado de forma inicial la presencia de más de 500 personas y, en segundo lugar, porque éstos tienen la obligación legal de contestar a todas las partes. Una circunstancia que podría demorar en exceso las sesiones.

Pese a este panorama, la posibilidad de suspender del juicio «no está ni ha estado» sobre la mesa del tribunal, recalcan las fuentes consultadas. Como tampoco está prevista en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, cuyo capítulo quinto (artículo 745 y siguientes) regula las causas de paralización, como una enfermedad, la ausencia de un testigo clave o la necesidad de practicar nuevas diligencias. Pero no recoge como tal la convocatoria de elecciones.

La primera circunstancia se presenció en el juicio de Bankia, en la Audiencia Nacional, tras el aplazamiento de la vista por enfermedad de la fiscal, con un desprendimiento de retina. En este punto, la Sala dispone de 30 días para solventar la situación, en caso contrario se tendría que repetir el juicio.

La suspensión de las sesiones es un poder con el que cuenta cualquier tribunal y, de hecho, es práctica habitual que los jueces se abstengan de tomar decisiones que puedan incidir en campaña electoral, como una citación a un político o dictar una sentencia sobre un partido, por ejemplo. En estos casos, es común que esperen a pronunciarse una vez la ciudadanía ha votado.

El caso más reciente es el juicio de los 'ERE' fraudulentos en Andalucía, que coincidió con un día de la campaña de las elecciones autonómicas y no pasó absolutamente nada.

No obstante, fuentes fiscales aseguran que en el caso del 'procés' sería conveniente que no coincidiera con la campaña de las elecciones generales por sus implicaciones políticas, sobre todo en Cataluña, y que, de lo contrario, estudiará si pide al tribunal del Supremo la suspensión durante 15 días.

Más información