Sánchez traslada a Díaz-Canel su «ilusión» por ver a los Reyes en Cuba el año próximo

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra (d), llegan a la Plaza de la Revolución de La Habana. /Efe
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra (d), llegan a la Plaza de la Revolución de La Habana. / Efe

La visita, a la que ya trató de allanar el camino el Gobierno del PP, quedó en el aire ante los nulos avances democráticos del régimen cubano

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASEnviada especial a La Habana (Cuba)

Pedro Sánchez quiere que los Reyes viajen a Cuba el año próximo, pero no en una fecha cualquiera. El jefe del Ejecutivo trasladó en La Habana al presidente Miguel Díaz-Canel la «ilusión» que, según fuentes oficiales, le haría que Felipe VI pudiera tener un papel importante en la celebración de los 500 años de la fundación de la ciudad bañada por las aguas del caribe. El mandatario cubano replicó, conforme a ese mismo portavoz, con «expectación y aceptación».

En la Moncloa llevan meses defendiendo que la relevante efeméride «pide a gritos» una relevante presencia española y que niguna sería tan sustancial como la del Jefe del Estado. Nunca el Rey de España ha realizado una visita oficial a Cuba. Don Juan Carlos sí acompañó a José María Aznar a La Habana en una ocasión pero fue para asistir a una Cumbre Iberoamericana. El Gobierno cubano, sin embargo, ya trasladó incluso en época de Raúl Castro su interés en recibir la visita del Monarca y el Ejecutivo de Mariano Rajoy trató de llevarla a cabo pero finalmente los preparativos se frustraron.

Cuba ha realizado pocas reformas aperturistas en el ámbito económico desde que en 2014 Barack Obama inció el deshielo de las relaciones entre Estados Unidos y el régimen castrista, pero sus avances han sido aún menores en lo político. En principio, el Ejecutivo de Rajoy trabajaba con la idea de que los Reyes pudieran visitar Cuba antes de que Raúl Castro dejara el mando del país en manos de su actual presidente, pero acabó concluyendo que no se daban las «condiciones» adecuadas para ello.

Los Reyes han visitado otros países cuestionados por la falta de libertades y derechos políticos pero Cuba es especial por el vínculo histórico que mantiene con España y el impacto emocional de lo que en ella ocurre sobre la opinión pública española, así que hasta ahora Moncloa y la Zarzuela habían optado por actuar con la máxima prudencia. Sin embargo, el Ejecutivo de Sánchez considera que el quinto centenario de La Habana ofrece una ocasión inmejorable y poco controvertido para dar un paso adelante.

Más información

 

Fotos

Vídeos