La dulce primavera de Astún y Candanchú

Candanchú afronta el mejor final de temporada posible/Candanchú
Candanchú afronta el mejor final de temporada posible / Candanchú

El dominio aragonés, que unió sus fuerzas de nuevo para esta temporada, cuenta con más de 60 kilómetros de pistas cuando el final del curso se acerca, y unas condiciones realmente buenas

JUANJO GONZALOMADRID

Son muchos los centros que poco a poco comienzan a ver el final más cerca de una temporada que en buena parte del país ha sido irregular. Prácticamente en todas las zonas, algunas incluso han continuado sufriendo durante las últimas semanas debido a la meteorología en un curso en el que definitivamente no ha acompañado. Solo Sierra Nevada y los centros invernales que se sitúan por el Pirineo Catalán se salvan de la quema, pues ofrecen desde su ya lejana apertura unas condiciones difícilmente igualables.

Aunque sus primeros días no fueron tan prematuros como les hubiera gustado, la situación a día de hoy en las estaciones de Astún y Candanchú continúa siendo magnífica. En el Pirineo Aragonés el oro blanco caído durante estos últimos meses permite que aún los usuarios puedan deslizarse por sus pistas con las mejores condiciones para este final de curso. Toda una garantía la que, en este caso, ofrece la unión de ambas pistas, que durante el inicio de 2019 ha llegado a contar con más de 100 kilómetros esquiables.

La unión de ambas estaciones la convierte en una de las mejores del país
La unión de ambas estaciones la convierte en una de las mejores del país / Astún

Un reclamo y una garantía para todos aquellos usuarios amantes de la nieve, que cuentan con diferentes opciones para disfrutar de una jornada blanca. Incluso, la de relajarse más allá de los trazados aragoneses con la mejor música, la presencia del sol y un Apres Ski, como el que ofrece Barambán, para finalizar la jornada en la estación de la mariquita.

Astún y Candanchú ha llegado a contar con más de 100 kilómetros esquiables

Con la conclusión del curso más cercana que nunca, la superficie ofrecida en ambos sigue siendo importante, acercándose a los 70 kilómetros sumando ambos dominios, y espesores de nieve que van hasta los 170 centímetros. Condiciones que prácticamente nadie es capaz de igualar a estas alturas de temporada y que el centro de Astún y Candanchú sigue ofreciendo para todos los aficionados a los deportes relacionados con el oro blanco.