La magia de Masella en Navidad

La nieve ha caído de manera constante durante estas navidades/Masella
La nieve ha caído de manera constante durante estas navidades / Masella

En el centro de la Cerdaña han vivido unas fiestas excepcionales un año más, culminadas con la acumulación de 35 centímetros de nieve nueva en sus pistas

JUANJO GONZALOMADRID

Pocos dudan ya de señalarla como una etapa mágica para todos los amantes de la nieve. Para grupos de amigos que quieren pasar unas jornadas agradables durante las fiestas más importantes de este sector en todo el año, e incluso para el público familiar, un nuevo concepto, cada vez más extendido en las estaciones de esquí.

Muchos de ellos acuden por primera vez para lanzarse por pistas verdes, las que se destinan a aquellos que están aprendiendo a deslizarse por esos trazados que tan buenas sensaciones dejan en los usuarios, o disfrutar en las zonas de debutantes. Y qué mejor plan que hacerlo en Navidad, en uno de los destinos, Masella, donde mejor se presentan unas semanas que, otra vez, se han consolidado claves en este inicio de curso.

Los esquiadores disfrutaron con la presencia de Papá Noel
Los esquiadores disfrutaron con la presencia de Papá Noel / Masella

Todo ello a pesar de que en muchas estaciones suman únicamente un mes desde que pudieron lograr su apertura, justo de cara al puente de diciembre, que también dejó muy buenas sensaciones. Nada que envidiar en el comienzo de 2018, donde una vez más en Masella pueden considerarse como una de las montañas afortunadas de los Pirineos.

La gran afluencia de público en un dominio en el que se está trabajando realmente bien estas últimas temporadas -100% de ocupación hotelera a pie de pista- ha vuelto a dejar unas excelentes navidades, que ya comenzaron el pasado 23 de diciembre y han concluido de la mejor manera posible.

46 kilómetros esquiables en la estación de Masella

Una enorme nevada, como ha ocurrido en muchos puntos de España, que ha provocado la acumulación de 35 centímetros y ha incrementado un poco más, si cabe, las buenas condiciones que se vivían en el entorno catalán. Los 46 kilómetros esquiables que en estos momentos ofrece la estación de la Cerdaña, con casi 1000 metros de desnivel, hace pensar que podrá seguir disfrutando por el momento con la presencia de muchos aficionados.

No es de extrañar el aumento que se ha vivido en estos años en sus pistas, acumulando, por ejemplo, más de 11.000 esquiadores diarios y cerca de dos millares de usuarios durante su ya consagrada actividad nocturna. Así, en Masella continúan ganando adeptos y no parece sencillo que puedan dejar de hacerlo. Sobre todo si sus condiciones siguen siendo así de buenas.

 

Fotos

Vídeos