Una suerte desigual para el Sistema Central

La conocida como 'Nieve de Madrid' es la mejor estación del Sistema Central en la actualidad/Valdesquí
La conocida como 'Nieve de Madrid' es la mejor estación del Sistema Central en la actualidad / Valdesquí

Mientras Valdesquí disfrutan de semanas excelentes, Valdesquí, el Puerto de Navacerrada y Béjar-La Covatilla sufren la presencia del viento, el sol o las altas temperaturas

JUANJO GONZALOMADRID

La presencia del sol y las altas temperaturas se han convertido en dos de los actores habituales de esta extraña temporada. El curso empezó realmente mal para, a comienzos de año, dar un giro increíble que permitió, en pocas semanas, acumular cantidades de nieve suficiente para comenzar a ofrecer sus pistas a unos aficionados que, hasta entonces, tan solo habían tenido la oportunidad de disfrutar de los deportes de invierno en la zona del Pirineo Catalán o en Sierra Nevada.

Las estaciones del Sistema Central fueron, poco a poco, incorporándose a la oferta disponible, con buena parte de sus trazados operativos e interesantes cantidades de nieve acumulada. La Pinilla, el Puerto de Navacerrada, Valdesquí y Béjar-La Covatilla iniciaron progresivamente una prometedora -aunque más corta de lo esperado en un principio- campaña. Tras su primer mes de vida, la suerte ha sido irregular para ellas.

La estación de Béjar-La Covatilla, en una imagen reciente
La estación de Béjar-La Covatilla, en una imagen reciente / Béjar-La Covatilla

Mientras Valdesquí ofrece un total de 26 pistas -sobre las 28 disponibles en la actualidad- y 20,5 kilómetros esquiables, en el Puerto de Navacerrada la suerte ha sido desigual. A pesar de ser una de las primeras en ponerse en marcha está temporada en la zona centro, la meteorología está afectando al dominio capitalino de forma especial, donde las pistas de la zona alta no han logrado aguantar la presencia del sol. El pasado día 18 se veían obligados a cerrar un área que se espera poder recuperar lo más pronto posible.

Valdesquí cuenta con 20.5 kilómetros esquiables y mantiene 26 de sus 28 pistas

Por el momento, se ofrece la posibilidad de esquiar en las cuatro pistas que se mantienen en la zona baja, con prácticamente 1,5 kilómetros disponibles. No dista mucho del momento que se vive en Béjar, donde la progresión ha permitido poner en marcha dos nuevos trazados azules -hasta hace poco se mantenía únicamente la zona de Debutantes-, perdiendo, eso sí, una de las que en principio se ofrecían.

La extensión salmantina supera, por poco, la del Puerto de Navacerrada. Y prácticamente son 10 los kilómetros de La Pinilla, que también supone un descenso con respecto a lo que ponía en marcha hace unas semanas, donde el viento ha hecho su aparición durante el último mes afectando a su normal desarrollo. En Segovia, la zona más alta acumula nieve dura que se va convirtiendo en húmeda según se va descendiendo. La esperanza es, ahora, una mejora importante de cara al final de temporada.