La Asociación de Empresarios y Comerciantes de Lerma anima a sus asociados a reclamar por los perjuicios ocasionados por la caída de red

Trabajadores de Elecnor, una de las empresas que trabaja para Telefónica en el despliegue de fibra óptica, instalan las nuevas líneas en un centro de Valladolid. /Henar Sastre
Trabajadores de Elecnor, una de las empresas que trabaja para Telefónica en el despliegue de fibra óptica, instalan las nuevas líneas en un centro de Valladolid. / Henar Sastre

Desde esta asociación se está informando a hosteleros, empresarios y comerciantes sobre los pasos que deben seguir | No esperan grandes compensaciones pero quieren resarcir un poco los perjuicios

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Los hosteleros, empresarios y comerciantes de Lerma, al igual que la mayoría de sus vecinos y esas personas que realizan su trabajo desde casa, vivieron entre el domingo y ayer unos días de 'paralización' debido a la caída del servicio de red de Movistar.

Esta empresa se encarga de prestar el servicio de telefonía y fibra óptica y sus instalaciones no las puede usar otra compañía, por eso, gran parte de los vecinos tienen sus contratos con esta compañía de telefonía.

Ni llamadas, ni conectarse a internet, ni pagar con tarjeta. Estas son algunas de las actividades que no se han podido realizar en Lerma. Los principales damnificados son empresarios, hosteleros y comerciantes, por eso, ahora que ha regresado el servicio. Desde la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Lerma (Asemyco) se recomienda a sus asociados que hagan una reclamación.

Ana Carmen Ortega, secretaria de Asemyco, explica que se está informando y asesorando a los asociados sobre los pasos a seguir. «Primero hay que esperar a que nos llegue la factura, porque si no te han cobrado no puedes reclamar. Después hay que poner una reclamación a título personal porque Movistar hace contratos personales, a empresas o particulares. Es decir, nosotros como asociación no podemos hacer nada más», explica Ortega.

La secretaria de Asemyco ya adelanta que no esperan grandes compensaciones, «igual nos devuelven lo pagado por esos días que hemos estado sin servicio pero nada más, cuando en realidad los perjuicios son mucho mayores».

Hoy, la propietaria de un hotel rural de Lerma comentaba que no sabía las reservas online que podía haber perdido, al igual que aseguraba el problema de hacer pagar a sus clientes con dinero en metálico, sin dar la opción de pago con tarjeta. Igualmente, a muchos les preocupa la 'mala imagen' o sensación que algunos visitantes se pueden llevar de los servicios del pueblo cuando es un problema totalmente ajeno a ellos.

Lo que más lamenta Ortega es la actitud de la compañía, «otras empresas de telefonía cuando ha habido problemas en el pueblo te compensaban con mas gigas o intentaban dar una solución, desde Movistar ni hemos recibido explicación ni ninguna medida alternativa».

Un técnico del Ayuntamiento de Lerma explica que el Consistorio sí contaba con conexión a internet porque todavía acceden mediante ADSL, no con la fibra óptica.

Desde el mediodía del domingo, cuando la red 'se cayó' el pueblo de Lerma quedó prácticamente paralizado por la imposibilidad de disfrutar de conexión a internet o realizar llamadas. Lerma es uno de los pueblos burgaleses que más turistas reciben y más aún en esta época del año y cuando es el anfitrión de la exposición de Las Edades del Hombre.

Más información