Barcones asegura que la AP-1 no podrá ser de nuevo de pago al depender de Carreteras

La delegada del Gobierno en uno de los peajes de la AP-1. /BC
La delegada del Gobierno en uno de los peajes de la AP-1. / BC

La autopista AP-1 pasará a depender de la Dirección General de Carreteras (DGC) | Esto, según la delegada del Gobierno en Castilla y León, «cierra la puerta a que vuelva a ser de pago»

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Virginia Barcones, delegada del Gobierno en Castilla y León, ha descartado hoy en Burgos la posibilidad de que la AP-1, una vez convertida en autovía a partir de esta medianoche, se vea afectada por el Real Decreto que permite cobrar peaje en las autopistas que reviertan al Estado. Barcones ha aclarado que la ya muy cercana A-1 pasará a gestionarse por la Dirección General de Carreteras (DGC) y no por la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEITT).

El mencionado Real Decreto solo articula la capacidad de SEITT para cobrar peajes. SEITT es la empresa que aporta la experiencia en contratos de colaboración público–privada dentro del Ministerio de Fomento. Lo que si ha explicado Barcones es que esa posibilidad de cobrar peaje en algunas autopistas formará parte de una «reflexión» a nivel nacional sobre la futura financiación de las vías de alta capacidad. «Será una reflexión para el conjunto de las vías del Estado español», por lo que ha asegurado que «en la AP-1 el debate está zanjado».

Barcones ha mantenido hoy en Burgos un encuentro con Cuerpos de Seguridad del Estado y técnicos para analizar la situación que se producirá desde el momento en el que se levanten las barreras, ha insistido en que se trata de un «día importante» para la sociedad burgalesa y un avance a la hora de lograr «más igualdad y equilibrio territorial».

Infraestructuras

Barcones también ha asegurado que el Ministerio de Fomento trabaja ya en el anteproyecto del tercer carril y ha señalado que existe el compromiso de estudiar nuevas conexiones para dotar de más permeabilidad a la autovía. «Estamos en ese estudio ya proyectando esa necesidad del tercer carril en función de cómo veamos que va evolucionando el tráfico», ha explicado.

En cuanto a la retirada de las infraestructuras de la autopista, la delegada del Gobierno ha explicado que ya se ha iniciado la tramitación pertinente y ha pronosticado que en aproximadamente medio año podrán retirarse todos estos elementos.

 

Fotos

Vídeos