Dos burgaleses protagonizan un atraco a un banco en Cangas de Onís, y uno acaba muerto

Uno de los atracadores se tiró al suelo y ha sido detenido/El Comercio
Uno de los atracadores se tiró al suelo y ha sido detenido / El Comercio

Dos hombres, de Burgos y Miranda de Ebro, han intentado atracar esta mañana una sucursal de Liberbank en el municipio asturianos, y uno de ellos ha acabado por pegarse un tiro

PATRICIA CARROBurgos

Dos burgaleses, J.M.S.V., de 43 años, y J.C.S.G., de 59 años, han protagonizado esta mañana un atraco a una sucursal de Liberbank en Cangas de Onís (Asturias), en el que ha resultado fallecido el hombre de 59 años, que se ha suicidado en en el interior de la oficina. En el atraco también ha registrado un herido, un agente de la Guardia Civil al que le ha alcanzado uno de los disparos efectuados por los atracadores, cuando estos se han encontrado de frente con las fuerzas de seguridad a la salida de Liberbank.

El atraco, cometido en una céntrica sucursal del municipio, ha tenido lugar pasadas las nueve de la mañana. De acuerdo con la información facilitada por la Guardia Civil, se ha recibido un aviso a las 9:10 y, hasta el lugar, se han desplazado efectivos de Policía Local y Benemérita. A su llegada, los agentes se han encontrado de frente con los dos atracadores, que salían de la sucursal. Uno de ellos, J.C.S.G., de 59 años y natural de Miranda de Ebro, ha comenzado a disparar, hiriendo levemente a un agente, que ha tenido que ser trasladado al Hospital de Arriondas.

A continuación se ha atrincherado en la oficina, donde se encontraban dos empleadas y un cliente. El otro atracador, J.M.S.V., de 43 años, se ha tirado al suelo, momento en el que la Guardia Civil ha aprovechado para detenerlo. De manera inmediata, los agentes han solicitado la presencia de un negociador y a las 12:15 se ha conseguido la liberación de los tres rehenes, sanos y salvos, aunque han sido trasladados a un centro de salud. Pocos minutos después se ha escuchado un disparo en el interior de la sucursal.

Tras guardias civiles han accedido a la oficina por una puerta trasera y se han encontrado al atracador tendido en el suelo, inmóvil. Tras ser examinado por personal de UVI móvil que se encontraba en la zona, se comprobó que no había fallecido, a pesar de la gravedad de las lesiones sufridas, así que se le practicaron labores de estabilización. Sin embargo, acabó falleciendo. El otro atracador, natural de Burgos, está acusado de un delito de robo con intimidación. En la operación han participado Seguridad Ciudadana, Policía Judicial, Tráfico y UHEL.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos