Descarrila en Sarracín un tren de mercancías en la línea del Directo entre Burgos y Aranda

Imagen del descarrilamiento/Ricardo Ordóñez/ICAL
Imagen del descarrilamiento / Ricardo Ordóñez/ICAL

Se trata de un convoy cargado con bobinas de acero que llevaba material desde Bilbao a la empresa ribereña Tubos Aranda

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Un tren de mercancías cargado con bobinas de acero de la empresa ribereña Tubos Aranda ha descarrilado este mediodía en Sarracín, en el tramo de la línea del tren directo que une Burgos con la capital de La Ribera. El convoy se ha salido de la vía por causas que aún se desconocen, y ocho de sus vagones han descarrillado, ha avanzado Diario de la Ribera y han confirmado fuentes de la Plataforma por el Tren Directo de Aranda de Duero.

El accidente ha tenido lugar sobre la una y media de la tarde, entre los kilómetros 267 y 266, justo a la entrada a la estación de Sarracín, en el tramo de bifurcación Burgos-Lerma de la línea 102, concreta EFE. El tren transportaba 28 bobinas de acerdo, con un peso cercado a las mil toneladas, desde Bilbao y con destino Tubos Aranda, empresa ubicada en el Polígono Prado Marina.

Si bien no hay que lamentar daños personales sí que se sabe que los daños económicos ocasionados por este descarrilamiento serán elevados. Y es que, como ha apuntado Jorge Núñez, portavoz de la Plataforma del Tren Directo, mientras se arregla la vía el tráfico estará interrumpido. La línea del Directo cuenta con una única vía, así que no hay alternativa posible de circulación.

Mientras, desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) han explicado a EFE que todavía no han dedidido qué operativo se pondrá en marcha para solucionar el problema. Eso sí, han reconocido que la vía ha resultado bastante dañada, por lo que permanecerá un tiempo indeterminado cerrada.

El descarrilamiento, que solo afecta al tráfico de mercancías (pues el de pasajeros se hace por Valladoli), tendrá importantes consecuencias económicas para las cuatro empresas que circulan habitualmente por ese tramo, sacando sus mercancías del área industrial de Aranda con destino el norte del país. Son dos trenes diarios, ha comentado Núñez, así que habrá catorce transportes afectados.

«Abandonados»

Desde la Plataforma en Defensa del Tren Directo Madrid-Aranda-Burgos critican el abandono al que las administraciones somenten a esta vía. El Ministerio de Fomento no quiere invertir en la reapertura del tramo entre Madrid y Aranda, porque «no le interesa, no es AVE y no está en Valencia», se lamenta el portavoz. Por su parte, la Junta de Castilla y León invierte «lo justo» en el mantenimiento del tramo entre Aranda y Burgos.

Se encargaron de su recuperación ante la puesta en marcha del ramal de Prado Marina y lo han ido manteniendo, pero sin grandes inversiones, así que hace tiempo que se veían los desperfectos. Al ser una vía con tráfico bajo, pero utilizada para el transporte de material de gran tonelaje, se ha deteriorado con mayor rapidez. Ahora habrá que esperar a que se arreglen los daños derivados del descarrilamiento para recuperar la circulación en la vía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos