DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER DE MAMA

«Cuando te diagnostican cáncer de mama lo mejor es afrontarlo y hablarlo»

La realización de mamografías es crucial para la detección temprana de la enfermedad (foto de archivo). /BC
La realización de mamografías es crucial para la detección temprana de la enfermedad (foto de archivo). / BC

Hoy se celebra el Día Internacional de la lucha contra el cáncer de mama | Hace 10 años que se lo diagnosticaron a Soledad Martínez | Desde entonces la información ha aumentado pero el acompañamiento y asesoramiento son fundamentales durante el proceso

AYTHAMI PÉREZBURGOS

Soledad Martínez acaba de cumplir 62 años y este 2018 se cumplen diez desde que le realizaron la mastectomía. La fecha no se olvida, fue el 27 de marzo de 2008. Unos meses antes, en octubre, le habían diagnosticado cáncer de mama. Ella ha superado la enfermedad y puede contarlo con la fortaleza y el optimismo con los que afrontó el proceso de recuperación. Actualmente, en España la tasa de superviviencia a cinco años es superior al 90%.

Soledad está recuperada pero explica que «nunca te aseguran la superación total, aunque ahora solo tomo una pastilla y me hago revisiones cada año». Eso lo reitera, hacerse revisiones, cuidarse. A Soledad le diagnosticaron cáncer de mama porque acudió a hacerse una mamografía tras recomendárselo su hermana. «Me dijeron que si no me llamaban en los tres días siguientes es que no pasaba nada. Al día siguiente de hacerme la mamografía me llamaron, me hicieron pruebas y estudios y el médico me confirmó que tenía cáncer, bastante extendido además», recuerda.

Actualmente, los 32.825 nuevos casos de cáncer de mama que se han diagnosticado en España en el 2018 cuentan con más información que hace diez años. Soledad estaba más informada que sus antepasadas pero, aún así, su primera pregunta fue «¿qué hago ahora? Yo quería afrontarlo cuanto antes, somerterme al tratamiento en ese mismo momento», confiesa.

Información

«Hasta que no te toca no sabes realmente lo que es. El momento en que te dan el diagnóstico te descoloca pero hay que reaccionar pronto, afrontarlo», explica Soledad. Ella aconseja a las mujeres que están pasando por un cáncer de mama «paciencia, ser conscientes y asumir que se va a pasar una mala etapa pero se puede superar. Si no tienes fortaleza o te empiezas a arrinconar, es peor». Soledad trabaja en una carnicería y acudía a trabajar sin peluca, con el pelo totalmente rapado, a las sesiones de quimioterapia también, «esto es una cosa natural, la gente tiene que concienciarse de que esto es una realidad, hay que revisarse», afirma.

Más información

Hay tantas formas de afrontar la enfermedad como personas que la sufren pero Soledad asegura que desde el hospital le informaron de todo. «Hacen que no te sientas desamparado. Yo no necesité acudir a un psicólogo, mi terapia fue mi trabajo, no dejar mi vida, contarlo con naturalidad», apunta. Para aquellas mujeres que no saben cómo afrontarlo, el acompañamiento de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Burgos es «fundamental», como confirma Inmaculada Martínez, psicóloga de la asociación en la provincia.

«La información es poder, cuanta más información se tiene, mejor afrontan las mujeres el diagnóstico», explica la psicóloga, quien corrobora que «aproximadamente un 30% de los pacientes de cáncer necesita apoyo psicológico». La AECC está presente en el hospital y desde el primer impacto prestan ayuda a las pacientes. En el mismo hospital la AECC realiza terapias, individuales y grupales, dos días a la semana.

Desde el lanzamiento del lazo rosa por Evelyn h Lauder en 1992 se ha observado un cambio radical en la conciencia social en cáncer de mama, en el conocimiento de la enfermedad y en la pérdida del miedo a abordar este tipo de tumor. La celebración del Día Internacional de la lucha contra el cáncer de mama impulsan esta tarea. Durante estos 25 años se ha observado un incremento en la incidencia de cáncer de mama, debido a la implantación de programas de cribado que permiten la detención de esta patología en sus etapas más precoces, donde la enfermedad es más fácilmente atacable y con menos efectos secundarios.

Acompañamiento

«El apoyo de tu familia y entorno es crucial», asegura Soledad. Desde la asociación se ofrece asistencia psicológica porque la enfermedad tiene consecuencias más allá del miedo a la muerte. «Hay que aceptar el proceso, superar el choque emocional. Tras la cirugía hay que aceptar la nueva imagen corporal y la alopecia. Otro elemento importante es la sexualidad, el cambio en la calidad de vida o los cambios de roles y funciones en casa y en la vida laboral», explica la psicóloga Inmaculada Martínez. Soledad reconoce que «aceptar tu imagen es muy importante. A mí me impactó la cicatriz de la mastectomía. Me planteé reconstruirme la mama si se hubiese podido hacer en esa misma operación, ahora no quiero volver a pasar por hospitales».

Contenedores rosas de la última campaña de Ecovidrio
Contenedores rosas de la última campaña de Ecovidrio / Andrea Ibáñez

El 27 de marzo de 2008 operaron a Soledad, además de extirparle la mama le retiraron los ganglios linfáticos de la axila. De esta extirpación se deriva un posible efecto secundario, el linfedema (la hinchazón del brazo). Para ello, desde la AECC se realizan talleres con mujeres con cáncer de mama que elaboran cojines para otras pacientes. Estos cojines ayudan contra la hinchazón. Igualmente, la asociación también da la primera prótesis externa a las pacientes de una mastectomía.

Pero la psicóloga Martínez, al igual que Soledad, también recalca la importancia de no aislarse. «La asociación también ofrece talleres para estas mujeres. El manejo de los pensamientos es muy importante. En estos talleres se evaden, se relacionan, cambian su rutina. Se hacen talleres de teatro, baile, taichí», explica Inmaculada.

Investigación

«La asociación destina un capital muy importante a la investigación», confirma la psicóloga de AECC. Soledad reconoce que «saber que se cuenta con los medios para atajar el cáncer da mucha más tranquilidad a la hora de enfrentarte a ello».

Información relacionada

La indentificación temprana de la enfermedad, la mejora en la clasificación de la misma y la llegada de tratamientos más eficaces ha dado como resultado una reducción significativa de la mortalidad por cáncer de mama, aunque entre el 2012 y el 2018 haya habido un incremento del 30% de los casos de cáncer de mama diagnosticados.

Los avances tecnológicos en imagen han permitido mejorar en el cribado del cáncer de mama, a través de mamografías digitales que permiten identificar lesiones en mujeres de menos de 50 años. La mejora en las técnicas quirúrgicas de mastectomía ha permitido eliminar eficientemente el tumor, limitando el impacto físico y psicológico de las pacientes.

Las mujeres afectadas por cáncer de mama en España suponen un 0,12% de la población total de mujeres a partir de 15 años. Su proceso será duro, largo, desesperante, pero los datos nos hacen ser un poco más optimistas, al igual que el trabajo diario de los investigadores. Días como hoy sensibilizan sobre la necesidad de colaborar con una causa que no sabemos si puede ser propia.

 

Fotos

Vídeos