CCOO exige a la Diputación de Burgos agilizar la realización de reconocimientos médicos a sus trabajadores

Un trabajador forestal, en plena faena. /El Norte
Un trabajador forestal, en plena faena. / El Norte

Esta situación está provocando una demora en la ejecución de trabajos

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

CCOO denuncia la situación en la que se encuentran 36 trabajadores forestales que no pueden ejecutar sus trabajos, por no haber realizadolos reconocimientos médicos ni por haberse llevado a cabo la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo. No hay que olvidar que tal y como dictaminó el Comité de Seguridad y Salud de la Diputación, con relación a los trabajos forestales, se deberá aplicar el informe emitido por el grupo de Trabajo de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Este requisito, unido al informe emitido por la Oficina Territorial de Trabajo de la Junta de Castilla y León, con relación a los trámites preceptivos previos en materia preventiva, como son esos reconocimientos médicos, hace que determinadas cuestiones en esta materia deben ser solventadas con carácter inmediato previamente al inicio de los trabajos.

El sindicato recuerda que fueron contratados recientemente por la Diputación con los 360.000 euros de subvención de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Según recoge el comunicado del sindicato, «las desavenencias entre la jefa de personal y el Servicio de Prevención Ajeno son las que traen consigo que este último no actúe con la diligencia necesaria. Por un lado, la Diputación está reteniendo pagos a la empresa y la empresa, al no ver satisfecho el pago de las facturas, no acomete los trabajos que el servicio de personal sigue requiriendo».

A esto se une la falta de previsión y planificación de los trabajos, especialmente la demora injustificada en la contratación del técnico coordinador de las cuadrillas por parte del Servicio de Personal. Comisiones Obreras recuerda que «la Diputación de Burgos es, con diferencia, la que menos gasto dedica a este plan con una ratio de poco más de 3.000 euros de gasto por trabajador contratado, siendo la media de gasto de todas las diputaciones unos 6.200 euros, más del doble».