Jurado lamenta que los «pactos oscuros» de PP y Ciudadanos en Madrid y Valladolid impidan el cambio que pidió la provincia

David Jurado, candidato socialista a la presidencia de la Diputación de Burgos. /BC
David Jurado, candidato socialista a la presidencia de la Diputación de Burgos. / BC

El candidato socialista a la Presidencia de la Diputación de Burgos censura al partido 'naranja' por haber ignorado su invitación como primera fuerza política para hablar del futuro

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El candidato socialista a la Presidencia de la Diputación de Burgos, David Jurado, lamenta que los «pactos oscuros» entre PP y Ciudadanos en Madrid y Valladolid impidan el cambio que pidió la ciudadanía en las elecciones municipales y autonómicas el pasado 26 de mayo, también en la Diputación.

El socialista recuerda que el PSOE fue el partido más votado en la provincia, con el 34,13% de los votos, un 9,17% más que en los comicios de 2015 y que el PP consiguió el 29,49% de los sufragios, un 5,7% menos que en las anteriores elecciones municipales. Así, el Partido Popular perdió su mayoría absoluta, con 10 diputados provinciales, frente a los 11 que obtuvo el Partido Socialista.

«La lectura de estos resultados es evidente, pero Ciudadanos, con tres diputados de 25, ha salido al rescate del PP para apuntalarle en el poder y, de paso, beneficiarse en un intercambio de cromos, a costa de traicionar la voluntad que los burgaleses y burgalesas expresaron en las urnas», señala.

Jurado censura que Ciudadanos haya ignorado la invitación del PSOE como primera fuerza política para hablar del futuro y del programa de gobierno que necesita la Diputación y le advierte de que «no solo ha despreciado al Partido Socialista, sino a sus casi 66.000 votantes en la provincia, con lo que debe otras tantas explicaciones».

El portavoz socialista en funciones acusa al responsable provincial de Ciudadanos, Lorenzo Rodríguez, de «engañar y mentir deliberadamente a sus propios votantes, al afirmar que se oponía a los mandatos de más de ocho años en municipios con más de 20.000 habitantes y diputaciones provinciales. «Sus propuestas de regeneración han pasado a ser de degeneración de la vida política, al mantener a un partido y a un candidato, César Rico, que se comprometió a desalojar», añade.

«Ciudadanos ha incumplido su contrato con el electorado y el PP se ha metido una bomba de relojería en el bolsillo, al pactar con una formación que, en tan poco tiempo ha dado sobradas muestras de incumplir su palabra. Los socialistas seguiremos trabajando para los burgaleses y burgalesas y haremos frente a este bochornoso juego de tronos que han protagonizado las derechas en la provincia», concluye.