Los partidos prefieren pactar en la Diputación a nivel provincial, obviando el pacto regional PP-Cs

El asiento del presidente de la Diputación vacío. /César Ceinos
El asiento del presidente de la Diputación vacío. / César Ceinos

En breves se constituirá la institución donde el PP ha perdido su mayoría absoluta pero solo necesita el apoyo de Ciudadanos, sin Vox, para superar a los 11 corporativos socialistas | El pacto regional haría a Mañueco presidente y daría a Ciudadanos la Diputación de Burgos

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Una vez constituidos los Ayuntamientos, es el turno de las Cortes de Castilla y León y también de otra institución 'más cercana', la Diputación provincial. Las fechas todavía no están marcadas, la LOREG tampoco concreta periodos pero algún diputado en funciones apunta a que, a finales de la próxima semana, se celebrará el Pleno de Constitución de la Diputación de Burgos.

Es pronto para vaticinar si en esta sesión también se mantendrá la incógnita hasta el último momento, como ocurrió en el Ayuntamiento de Burgos, pero lo que sí se sabe ya es que, en este caso, la atención no estará puesta en Vox. De los 25 sillones del pleno, 11 le corresponden al PSOE; 10 al PP; 3 a Ciudadanos y uno a Vox. Por lo tanto, es Ciudadanos el que tiene la llave que abrirá la puerta a socialistas o 'populares' a la Presidencia provincial.

Antes de la constitución del Ayuntamiento de Burgos se habló, se apuntó y se aseguró que el pacto PP-Cs daba la presidencia de la Junta al popular Mañueco a cambio de que el PP cediese algunas alcaldías y diputaciones a los naranjas, entre estas estaban tanto el Ayuntamiento como la Diputación de Burgos. Desde las filas socialistas en la Diputación dan por hecho que el pacto sigue en pie pero no lo tienen seguro, aún así, confirman que ellos todavía no se han sentado con nadie para hablar sobre la Diputación, de hecho, tienen que dirimir si llegarán a hacerlo.

El PSOE provincial todavía no conoce los nombres de esos 11 diputados que les corresponden porque la comunicación oficial por parte de la Junta Electoral no se producirá hasta finales de esta semana o primeros de la siguiente. Están dentro de los plazos y todavía no se han puesto con la tarea. Quien sí tiene más claro quiénes serán sus tres diputados provinciales es Ciudadanos, aunque los nombres todavía no se han desvelado.

Lo que sí tienen claro los naranjas es que ellos son la llave pero no saben todavía qué cerradura abrir, aunque aseguran que lo sabrán en breves pese a que son conscientes de que hay muchas cosas que meditar. Lo que sí garantizan desde Cs es que la decisión sobre la Diputación se tomará en Burgos, por lo que no se sabe el estado vital de ese pacto regional PP-Cs.

Desde las filas 'populares' también se afirma que una cosa es lo que pase en el Ayuntamiento de Burgos, otra lo que ocurra en la Junta y otra distinta la Diputación. Algunos miembros del PP apuntan a que se tiene que decidir aquí, en la provincia, lo que ocurra con la Presidencia provincial. El PP tampoco conoce los nombres de sus candidatos a diputados, explican que todavía tienen plazo y no se quieren tomar decisiones precipitadas. Pero mientras en el PSOE tienen que decidir si se sientan a hablar con alguien, el PP lo tiene claro, están dispuestos a hablar con todos y prefieren hacerlo 'limpios'. Es decir, sin que lo ocurrido estos días, en los que la información cambiaba cada cuarto de hora, empañe las negociaciones y conversaciones de cara a decidir quién gobierna en la Diputación.

Más información