La distracción está detrás del 42% de los accidentes mortales en las carreteras de Burgos

Aspaym colabora en la campaña de concienciación/PCR
Aspaym colabora en la campaña de concienciación / PCR

La DGT y Aspaym desarrolla una campaña de concienciación sobre los peligros de utilizar el móvil, el navegador o incluso encederse un cigarillo mientras se conduce

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Las distracciones al volante matan. Contestar a un WhatsApp, mirar el correo electrónico, programar el GPS o atender al navegador del coche son comportamientos cada vez más habituales cuando vamos la volante, y mucho más peligrosos de lo que nos pensamos. A 120 kilómetros/hora, un vehículo puede recorrer la distancia de un campo de fútbol en tres segundos, y en los cuatro segundos que tardamos en encender un cigarrillo, a 100 kilómetro hora, recorremos 133 metros.

«La tentación es muy grande», reconoce el jefe provincial de Tráfico, Raúl Galán, quien considera que el principal enemigo ahora es el teléfono movil, pero no el único. El GPS, los navegadores, los cigarrillos y cualquier otro elemento que haga que dejemos de prestar atención a la conducción genera un riesgo importante de sufrir un accidente de tráfico, agravando las consecuencias del mismo.

Es más, en lo que llevamos de año, el 42% de los accidentes de tráfico mortales registrados en las carreteras de Burgos han tenido como causa principal las distracciones o la somnolencia. Es el mismo porcentaje que el registrado el pasado año, y se encuentra muy por encima de la media nacional, que es del 25%. La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene muy claro que se enfrenta a un gran reto, pues las distracciones pueden convertir un accidente leve en grave o incluso mortal, y todo ello sin sumarle el consumo de alcohol o drogas al volante.

Campaña de sensibilización

Por ese motivo, la DGT realiza durante toda esta semana un campaña especial de control y sensibilización, que se extenderá por toda la provincia y en la que cuentan con la colaboración de Aspaym. La Asociación de personas con Lesión Medular y otras discapacidades físicas, a través de sus socios, hablan con los conductores que son sometidos a los controles para pedirles precaución al volante.

No se podrá controlar el estado de la vía o una avería en un vehículo, pero sí que podemos ser prudentes y evitar comportamientos de riesgo, ha apuntado Óscar Pérez, que ha participado esta mañana en un control realizado en la N-120, en el cruce de San Medel. Pérez va en silla de ruedas, «un ejemplo más claro no lo tenemos; el que quiera verlo que lo vea», ha insistido, pues no todos los conductores reciben con buenos ojos las recomendaciones que se les da.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos