La floración de cerezos se retrasa, pero Las Caderechas estarán blancas en una semana

Cada vez queda menos para disfrutar de este espectáculo/GIT
Cada vez queda menos para disfrutar de este espectáculo / GIT

El valle burgalés espera con inquietud el momento «clave» del ciclo, que condicionará la cosecha de 2018

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El blanco ha cubierto Las Caderechas, pero por efecto de la nieve. Los cerezos del valle burgalés todavía no han comenzado a florecer. La nieve, las lluvias y el frío han retrasado el proceso una semana, así que se espera que la floración esté generalizada para el puente del 23 de abril, Día de Castilla y León. Como siempre, comenzará por la zona baja, en municipios como Salas de Bureba, para extenderse por la zona alta, si la meteorología no hace de las suyas.

José Ignacio Velasco, director técnico de la Marca de Garantía Cereza del Valle de Las Caderechas, insiste en que si continúan las lluvias y el tiempo frío es posible que ese retraso se acentúe. El invierno ha venido «normal», nada extraordinario, pero ahora se necesita que llegue la privamera. Una primavera cálida, pues la floración es el momento «crucial» que condicionará la campaña de recolección.

Si los cerezos disfrutan de jornadas soleadas y sin lluvias, la polinización será satisfactoria y los árboles se cargarán de frutas. Si llueve, la polinización se paralizará. Y lo peor de todo serían las heladas, insiste Velasco, que acabarían con las flores. Abril «es un momento decisivo» para la cosecha, «hasta que no pase el mes no se puede hacer una primera aproximación»

El valle de Las Caderechas cuenta con 50.000 cerezos, de los caules, 25.000 están registrados bajo la Marca de Garantía. Velasco ha recordado que la cosecha de 2017 fue nefasta, «para olvidar». Se recogieron 42.000 kilos de cerezas, un 70% de lo que se recoge un un año normal, unos 150.000 kilos. Y si hablamos de las manzanas, todavía peor. La producción ascendió a 16.000 kilos, un 90% de caída, pero solo salieron al mercado bajo el marchamo de calidad unos 4.000.

Visitas escolares

Con estos datos, a poco, la cosecha de 2018 tiene que ser mejor, pero no se puede avanzar nada. Así que, mientras llega la floración, las marcas de garantía Cereza y Manzana Reineta del Valle de Caderechas participan en el programa escolar 'Consumo de frutas y hortalizas', de la Unión Europea, el Ministerio de Agricultura y la Junta de Castilla y León.

Los alumnos de 21 centros escolares de la región realizarán visitas al valle, para conocer de mano de los productores el trabajo que se realiza en el cambo, qué es una marca de garantía y cuáles son las actividasdes de promoción. También se hablará sobre la alimentación saludable y el papel fundamental que juega la fruta en la misma

Las primeras visitas comenzaron el pasado 11 de abril, y el programa continuará hasta el 31 de mayo. Los escolares más tempranos empezarána ver los cerezos en flor, pues las actividades se realizarán en el telecentro de Salas de Bureba; los más tardíos disfrutarán de la floración de los manzanos, menos llamativa pero igual de interesante. Llega unos 10 o 15 días más tarde que la de los cerezos, que se suele prolongar durante un par de semanas también.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos