El Gobierno obliga a desmantelar el pozo de petróleo burgalés de La Lora

Imagen de los campos petrolíferos/BC
Imagen de los campos petrolíferos / BC

Columbus Energy Resources, compañía que estuvo explotando Ayoluengo hasta enero de 2017, ha recibido una notificación del Gobierno para el desmantelamiento definitivo

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Todos los ojos estaban puestos en el Gobierno central. En Sargentes de la Lora llevaban meses esperando la convocatoria de concurso para volver a sacar a concesión la explotación de los campos petrolíferos de La Lora, suspendida desde enero de 2017. Y la noticia ha llegado, pero no es la esperada. El Gobierno de España ha comunicado a Columbus Energy Resources, la compañía que venía gestionando la concesión suspendida en 2017, que debe desmantelar el campo petrolífero de Ayoluengo.

Así lo ha comunicado la compañía, a través de una nota de prensa que se puede consultar en su página web, y lo han confirmado fuentes del Gobierno. La Delegación en Castilla y León ha recordado que el Gobierno socialista «no apuesta por los combustibles fósiles», en cumplimiento de los compromisos ambientales adquiridos con la UE, informa ICAL.

De ahí que la Delegación segura que a la empresa «no debería de extrañarle» la decisión tomada, visto el posicionamiento energético del nuevo Gobierno del PSOE. La explotación lleva dos años sin producir, tras la decisión del PP de no renovar la concesión, y sus trabajadores ya están en expediente de extinción, han recordado.

Sin embargo, la empresa muestra su decepción con el Gobierno español. En concreto, Columbus Energy Resources apunta que estaban esperando el concurso para la nueva concesión de la explotación, pues así se habían comprometido desde el anterior Ministerio de Energía, siempre que hubiera ofertas interesadas.

Más información

Y la compañía, a través de la filial Compañía Petrolífera de Sedano, tenía un proyecto sobre la mesa para invertir 5 millones de euros y continuar con la producción de petróleo en Ayoluengo. Fue el que presentó cuando solicitó una prórroga de diez años a la concesión otorgada en 1967, y que fue rechazada por Energía al considerar que una vez cumplido el plazo de 50 años tocaba revisar la concesión.

Sin embargo, el Gobierno no solo no ha sacado a concurso de nuevo la concesión, aun habiendo interés empresarial, sino que ha comunicado formalmemente a la empresa que debe comenzar el desmantelamiento del campo petrolífero. Y todo ello sin dar explicaciones, han asegurado desde Columbus, afirmando que se sienten «decepcionados« con el Gobierno, pues esperaban la nueva concesión para este 2018.

El Partido Popular pide la paralización de la decisión y retomar el proyecto de extracción de petróleo

El Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha reaccionado rápidamente a la decisión del Gobierno central, y ha preparado una moción para la Comisión de Transición Ecológica. En ella pide que se paralice inmediatamente la orden de desmantelamiento y se retome el proyecto, «con garantías de concurrencia y de seguridad» que la legislación exija.

La formación ha recordado que España consume 1,2 milliones de barriles diarios, de los cuales, el 99,5% son importandos. Cierto es que la producción burgalesa es pequeña, pero se trata de una apuesta económica comprometida con el medio rural. Además, existen reservas de crudo para 105 millones de barriles.

La convocatoria del nuevo concurso estaba condicionada a la existencia de interés empresarial, apunta el PP, y dicho interés existe, pues la propia compañía ya presentó un proyecto de inversión de 5 millones para seguir explotando La Lora una década más.

Por todo ello, Columbus Energy Resources afirma que estudiará qué opciones tiene frente a la decisión del Gobierno y actuará al respecto. Asimismo, confirma para la tranquilidad de sus inversores que dispone de los recursos económicos necesarios para afrontar el desmantelamiento, con la retirada de equipamiento y se reutilización.

Por su parte, el Ministerio par la Transición Ecológica ha confirmado a Europa Press el envío de la notificación, pidiendo que se acometa la segunda fase del plan de desmantelamiento y proceder, de este modo, al cierre del yacimiento petrolífero. Tras el desmantelamiento, se declarará la zona como área franca y se podrá utilizar para otro tipo de actividad.

21 meses de espera

La comunicación del Gobierno central pone punto y final a 21 meses de incertidumbre, el tiempo que lleva Sargentes de la Lora esperando a que se resolviese el futuro de los campos petrolíferos de La Lora. En enero de 2017, el Ministerio de Energía denegó la prórroga solicitada, dando por concluida la concesión de 50 años. No obstante, se comprometió a estudiar una nueva concesión si había interés empresarial.

Y sí lo ha habido. No solo la Compañía Petrolífera de Sedano estaba interesada en continuar con la explotación, con una inversión que incrementaría la producción anual, sino que alguna otra empresa habría estado pensando en concurrir. Sin embargo, no ha sido posible. El Gobierno ha decidido no sacar una nueva concesión y exige el desmantelamiento definitivo del pozo de Ayoluengo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos