La Junta estudia la relevancia y singularidad del Cementerio de Sad Hill para su declaración de BIC como 'Sitio Histórico'

Imagen del Cementerio de Sad Hill recuperado con motivo del 50 aniversario de la película/BC
Imagen del Cementerio de Sad Hill recuperado con motivo del 50 aniversario de la película / BC

La Asociación Cultural Sad Hill buscará contactar con los nuevos responsables de la Dirección General de Patrimonio Cultural tras los cambios a raíz de las elecciones de mayo

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Con prudencia. Así se está gestionando en la Junta de Castilla y León la solicitud realizada por la Asociación Cultural Sad Hill para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de 'Sitio Histórico', del Cementerio de Sad Hill. El paraje burgalés acogió, hace cincuenta años, el rodaje de la mítica escena final de la película 'El bueno, el feo y el malo', y ha sido recuperado para el aniversario, convirtiéndose en un destado reclamo cultural y tuístico para Burgos.

La asociación arrancó con el proyecto allá por 2017, remitiendo ya en 2018 la documentación necesaria para justificar su solicitud. Y la Junta, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural, está ahora analizándola. El pasado marzo se giró visita técnica al lugar, «para conocer la realidad del sitio y su entorno», han explicado, y mientras están estudiando la información remitida por la asociación.

El objetivo es valorar, explican, si es conveniente incoar un expediente de protección para del Cementerio de Sad Hill como BIC por «resultar relevante y singular dentro del patrimonio cultural de Castilla y León», más allá del valor que tiene como escenario de la película de Sergio Leone, uno de los clásicos con mayor renombre de la historia del cine internacional, protagonizada por Clint Eastwood.

Más información

Y a juicio de la Asociación Cultural Sad Hill su valor patrimonial y cultural es «indiscutible», afirma Montserrat Moneo, arquitecta y miembro de la asociación. La declaración de BIC como 'Sitio Histórico' del camposanto es una propuesta novedosa, sin precedentes, reconoce, de ahí que la Junta esté llevando el caso con prudencia para encontrar la vía que permita encajara la protección dentro de la normativa regional.

Sin embargo, el cementerio de Sad Hill cuenta con valores suficientes para su protección. «El cuarto personaje de 'El bueno, el feo y el malo' es Castilla y León», afirma Moneo, pues el paraje de Sad Hill es la pieza clave del desenlace de la película, una de las diez mejores de la hisotira del cine. «El interés turístico es indiscutible, pero el valor patrimonioa y cultural, también», pues el film de Leone gira en torno al cementerio, donde se rueda el momento cumbre de la historia.

El reto al que se enfrenta la asociación cultural es convencer a la Junta de que Sad Hil es «una pieza fundamental del patrimonio cultural de Castilla y León, exportable al patrimonio universal». Montserrat Moneo reconoce que Enrique Saiz, el anterior director general de Patrimonio Cultural, estaba convencido y muy interesado en el proyecto. «Teníamos muy buena sintonía con él, pero no ha dado tiempo».

Nuevos contactos

Ahora, tras las elecciones autonómicas y la composición del nuevo Gobierno, se han producido cambio en las direcciones generales de Patrimonio Cultural y Turismo, y la asociación debe contagiar ese entusiasmo a los nuevos responsables. «Tenemos que establecer de nuevo contactos» para conseguir que, con cuatro años de mandato por delante, se pueda iniciar el procedimiento de declaración.

Los miembros de la asociación van a aprovechar la celebración, los días 20 y 21 de septiembre en Covarrubias, del Día del Turismo en Castilla y León para contactar con los responsables de la Dirección General de Turismo. Y , de ahí, buscar un encuentro con el nuevo director general de Patrimonio Cultural, el área que es responsable de incoar el expediente para la declaración de BIC.

Montserrat Moneo reconoce que no es fácil ni rápido. «La dificultad estriva en que es algo nuevo y sentará precedentes», y técnicamente será complicado encontrarle un encaje en el sistema de protección y tutela. «Sad Hill no puede tener la misma protección que otro BIC por que su naturaleza es distinta, sus valores son distintos y las formas de protección deben ser distintas». Pero que se lo merece, es «indiscutible».