Licitan por 355.000 euros los servicios de asistencia técnica de las depuradoras de Castrovido

Imagen de archivo de la presa/Ministerio para la Transición Ecológica
Imagen de archivo de la presa / Ministerio para la Transición Ecológica

Se trata de las obras complementarias a la construcción de la presa, que se encuentra al 99% y a punto del llenado en pruebas

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Ministerio para la Transición Ecológica saca a licitación el contrato de asistencia técnica para la redacción del proyecto de construcción de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de las localidades burgalesas próximas a la presa de Castrovido, por un importe de 355.012 euros y una duración de un año.

Se trata de los municipios de Canicosa de la Sierra, Palacios de la Sierra, Quintanar de la Sierra (ampliación de la existente), Regumiel de la Sierra y Vilvestre del Pinar, Monasterio de la Sierra, Castrillo de la Reina, Castrovido y Hacinas, informa ICAL.

Más información

Los trabajos forman parte de las medidas compensatorias previstas en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la presa de Castrovido en el río Arlanza, obra declarada de interés general en la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional. Esta DIA (publicada en el B.O.E. nº 15 de 18 de enero de 2000) establece, en su condicionado, la implantación de un sistema de depuración de aguas residuales de los pueblos que actualmente vierten dichas aguas a la cuenca del río Arlanza, situada aguas arriba de la presa.

Además, se proyectarán los colectores necesarios para recoger los vertidos existentes y conducirlos a las depuradoras. Estas obras están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER 2014-2020, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE), contribuyendo a la conservación del medio ambiente y el patrimonio cultural.

Obras

Mientras, las obras de la presa están prácticamente finalizadas. El nivel de ejecución de los trabajos supera el 99%, pendiente del taponado del desvío del río y el inicio del llenado en pruebas, que se llevarán a cabo cuando las condiciones meteorológicas y el caudal del Arlanza lo permitan.

La intención es arrancar antes de primavera con el llenado de la presa, a fin de probar la infraestructura, que quedaría concluida completamente para otoño de 2019, y en servicio para la siguiente primavera. El Arlanza baja con normalidad y, en caso de crecida esta primavera, se espera poder contar ya con la presa para evitar posibles inundaciones.