El subdelegado se muestra «moderadamente satisfecho» con los presupuestos para Burgos

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, ha valorado los presupuestos. /GIT
El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, ha valorado los presupuestos. / GIT

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, admite que le hubiera gustado contar con una mayor aportación para el Hospital de la Concepción y una partida específica para la reapertura del Tren Directo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, ha asegurado hoy sentirse «moderadamente satisfecho» con el borrador de Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros y presentado el lunes en el Congreso de los Diputados. Y ha subrayado la expresión «moderadamente», ya que, a pesar de que se trata de unos «buenos presupuestos» para el conjunto de los burgaleses, se echa en falta una mayor aportación para algunas cuestiones.

En este sentido, el propio subdelegado ha asegurado que «algunas partidas nos han disgustado», especialmente las vinculadas con la rehabilitación del Hospital de la Concepción y la reapertura de la línea férrea directa entre Madrid y Burgos por Aranda de Duero. En el caso del primer proyecto, la partida sólo contempla financiación para comenzar la redacción de la actuación. En el caso del Tren Directo, ni siquiera se ha incluido una partida específica para el arreglo del túnel de Somosierra.

«Si son unos presupuestos buenos para la mayoría de los colectivos, no pueden ser malos para el conjunto de la comunidad» Pedro de la Fuente

Sin embargo, y más allá de esas dos cuestiones puntuales, De la Fuente considera que se trata de unos «buenos presupuestos». «Había que luchar entre lo urgente y lo necesario», y el PSOE «ha tomado posición», priorizando «lo urgente», esto es, «las personas». Así, ha resumido, se ha intentado potenciar el bienestar de los pensionistas (unos 90.000 en Burgos), los autónomos (unos 24.000), los empleados públicos (21.000), los trabajadores de rentas más bajas (unos 12.000) o los estudiantes, que, en caso de que los PGE salgan adelante, se verán «beneficiados». «Si los presupuestos son buenos para todos estos colectivos, no pueden ser malos para el conjunto de la comunidad», ha subrayado.

Además, ha añadido, este impulso a las política sociales viene apoyado por un significativo incremento de la inversión para la provincia, que «rompe la tendencia de los últimos años». En total, 151 millones de euros, un 14,1% más de lo contemplado en el último presupuesto de Mariano Rajoy.

«Tenemos una pelea abierta sobre el Tren Directo»

Sin duda, la ausencia más destacada en el borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) es una partida específica para la reapertura del Tren Directo, una de las reivindicaciones que más consenso político y social han despertado en Burgos en las últimas décadas.

A este respecto, De la Fuente admite que «hay una pelea abierta» sobre este tema con el Ejecutivo central. Una pelea que la Subdelegación no va a dar por zanjada.

Así, el subdelegado adelanta que seguirá utilizando todos los instrumentos que tiene a su alcance para que el Gobierno asuma el compromiso de reabrir la línea cuanto antes, tal y como plantearon ya los socialistas burgaleses ayer.

En este sentido, De la Fuente ha hecho especial hincapié en el hecho de que las partidas contempladas en el borrador de presupuestos se encaminan al «desbloqueo» de varias infraestructuras consideradas clave. Ese es el caso de la A-12, que cuenta con una partida de 30 millones de euros para el desarrollo del tramo Burgos-Ibeas de Juarros, de la A-73 o de la mejora de la N-1 entre Ruberna y Fresno de Rodilla. «Cuando llegamos, nos encontramos con una parálisis» que se prolongaba durante varios «años» y que se confía en olvidar a lo largo de los próximos meses. A este respecto, de hecho, el subdelegado espera que se pueda comenzar a trabajar en la A-12 en breve.

Paralelamente, el subdelegado ha destacado la apuesta por el desarrollo del Ave, tanto en el tramo entre Venta de Baños-Burgos como en el tramo Burgos-Vitoria. El primero se concluirá este año y para el segundo, a pesar de no contar con una partida millonaria, existe un compromiso firme del Gobierno. Así al menos lo entiende De la Fuente al comprobar la programación plurianual prevista, que se dispara más de 400 millones de euros entre 2020 y 2021.

Otras inversiones

Paralelamente, De la Fuente ha confiado en que el Ejecutivo siga trabajando en la mejora de la antigua AP-1 tras su liberalización. De momento, no existe una partida específica para el tercer carril y las nuevas conexiones, si bien, dichas actuaciones se engloban en la partida general destinada a conservación de carreteras en todo el territorio nacional.

El subdelegado también ha querido poner en valor la apuesta por la conclusión de la presa de Castrovido y la vinculada al cierre de Garoña. No en vano, a pesar de no existir una partida específica para desarrollar un plan de reindustrialización, los presupuestos sí que contemplan una inversión de cinco millones de euros para comenzar este año el proceso de desmantelamiento de la central nuclear, una inversión que «repercutirá en el entorno», ha señalado.

Más información

 

Fotos

Vídeos