Los Presupuestos Generales del Estado prevén 150 millones de euros en inversiones en Burgos

El Gobierno prevé concluir este año las obras del Ave entre Venta de Baños y Burgos. /
El Gobierno prevé concluir este año las obras del Ave entre Venta de Baños y Burgos.

Destacan las partidas previstas para la A-12 entre Burgos e Ibeas de Juarros, las vinculadas al AVE o los 5 millones de euros para iniciar el desmantelamiento de Garoña | También se prevé un impulso a la A-73 y la A-11 | No existe partida específica para la reapertura del Tren Directo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobado el pasado viernes en el Consejo de Ministros ya está en el Congreso para comenzar su tramitación. Y, a la espera de saber si el Ejecutivo de Pedro Sánchez contará con apoyos suficientes como para sacar adelante las cuentas y si éstas sufrirán modificaciones sustanciales durante la fase de negociación, lo cierto es que el borrador presentado ayer en sociedad contempla inversiones por valor de 150,8 millones de euros para la provincia de Burgos.

Se trata de un incremento de más de 15% respecto a los PGE de 2018, los últimos aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy e incluyen un significativo impulso a algunos proyectos de envergadura. Sin duda, el protagonismo recae sobre la A-12. Y es que, el borrador de presupuestos contempla una partida de 30 millones de euros para la ejecución del tramo entre Burgos e Ibeas de Juarros, amén de otras inversiones menores para preparar el terreno en el tramo Villafranca Montes de Oca - Villamayor del Río.

La partida más importante (30 millones de euros) está vinculada al tramo de la A-12 entre Burgos e Ibeas de Juarros

Esa será, de hecho, una de las inversiones más importantes de las contempladas para la red viaria en Castilla y León. Además, otras dos de las actuaciones de mayor volumen inversor de las contempladas en la comunidad afectarán de manera tangencial a la provincia, aunque no se desarrollen espefícicamente en ellas.

Se trata de la A-73 y la A-11. Para la primera, el Ministerio de Fomento ha planteado una inversión de 24,4 millones de euros destinados a impulsar los tramos más cercanos a Aguilar de Campoo, entre Báscones de Valdivia y Pedrosa de Valdelucio. En cuanto a la segunda, la inversión prevista es de 75,1 millones de euros, que se prevén destinar al desarrollo de diferentes tramos, fundamentalmente los adscritos a la provincia de Soria y su enlace con Langa de Duero y, a mayores, Aranda de Duero.

Sin abandonar el capítulo de infraestructuras viarias, el borrador de presupuestos también incluye una partida de casi 4 millones de euros para el desarrollo de las obras de mejora en el tramo de la N-1 entre Rubena y Fresno de Bureba, así como 2,8 millones de euros para la reforma del firme de la A-1 o 2,06 millones para el arreglo del firme en el tramo nororiental de la circunvalación de la capital.

100.000 euros para el Hospital de la Concepción

Por su parte, llama la atención la inversión prevista en 2019 para la reforma del Hospital de la Concepción, un proyecto millonario encauzado por el anterior Gobierno que cuenta con una partida de apenas 100.000 euros en el borrador presupuestario.

Fin de las obras del Ave

En el ámbito del ferrocarril se prevén inversiones de hasta 14,1 millones de euros para la conclusión de las obras de la Línea de Alta Velocidad entre Venta de Baños y Burgos, así como otro millón de euros para seguir avanzando en la tramitación de la línea de Burgos a Vitoria.

Eso sí, el borrador del presupuesto no incluye una partida específica para la reapertura del Tren Directo. Así, sólo se contemplan 900.000 euros para la adecuación de la línea férrea entre Burgos y Aranda de Duero, a pesar de tratarse de una de las principales reivindicaciones de los últimos meses.

El borrador de presupuestos no incluye partida específica para la reapertura del Tren Directo

Otra de las grandes protagonistas del borrador de presupuestos es la central nuclear de Santa María de Garoña. Y es que, a falta de un plan de dinamización específico -o apoyo formal al diseñado por los municipios del entorno de la central- el Ejecutivo a presupuestado cinco millones de euros para comenzar en 2019 las labores de desmantelamiento de la planta del valle de Tobalina.

Por su parte, el Ministerio de Transición Ecológica ha presupuestado 8,2 millones de euros para los trabajos de regulación de la cuenca del Arlanza, en los que se incluye la conclusión de las obras de la presa de Castrovido, que este año debería comenzar el periodo de pruebas de resistencia.

Asimismo, también se han presupuestado 1,9 millones de euros para la renovación de maquinaria y equipos en la Fábrica de la Moneda y 1,3 millones para las obras de restauración del Monasterio de San Pedro de Arlanza, entre otras cuestiones.