89 máquinas quitanieves y 23.900 toneladas de sal para asegurar la vialidad invernal

La provincia ya está preparada para la campaña de vialidad invernal / GIT

La provincia de Burgos ya tiene preparado el dispositivo especial de vialidad invernal para las carreteras del Estado

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Todavía luce el sol, pero estamos en Burgos y hay que estar preparado. Y la Demarcación de Carreteras ya lo está. El subdelegado del Gobierno, Roberto Saiz, ha presidido hoy la reunión de vialidad invernal destinada a coordinar el dispositivo que la Administración Central desplegará en las carreteras de la provincia a lo largo de los próximos meses.

En esta ocasión, el dispositivo cuenta con 89 máquinas quitanieves, 38 estaciones meteorológicas, 23.900 toneladas de sal y 1.103.000 litros de salmuera repartidos en 15 almacenes localizados en diferentes puntos de la red estatal. Una parte importante de todos esos recursos dependen directamente de Europistas, encargada del control y mantenimiento de la AP-1, una de las vías más importatnes de la provincia.

A mayores, el dispositivo de vialidad invernal se complementa con la apertura de los seis aparcamientos de emergencia situados en Aranda, Miranda, Lerma, Villariezo, Rubena y Villagonzalo-Pedernales) y con un plan específico de actuación. Un plan que se activará, llegado el caso, por fases (alerta, preemergencia y emergencia).

Con este dispositivo, que se podría ampliar con recursos de provincias limítrofes en caso de necesidad, como así ha sucedido en más de una ocasión, la Subdelegación del Gobierno confía en poder mantener el control del tráfico en situaciones climatológicas adversas, derivadas fundamentalmente de la nieve.

Coordinación, cooperación y comunicación

En este sentido, el propio Saiz ha hecho hincapié en la necesidad de mantener la «coordinación, cooperación y comunicación» entre las diferentes administracione y los responsables del operativo para «garantizar al ciudadano» la seguridad y comodidad en la carretera en caso de condiciones meteorológicas adversas. Y para ello, ha añadido, es fundamental la «experiencia» con la que ya se cuenta. No en vano, las nevadas y los problemas de tráfico derivados de las mismas no son desconocidas en Burgos y el operativo de la provincia «ya está muy rodado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos