Marta Arroyo se retira y Azúa encabezará la lista del PP en Salas de los Infantes

Marta Arroyo, actual alcaldesa del PP en Salas de los Infantes. /Ricardo Ordóñez / Ical
Marta Arroyo, actual alcaldesa del PP en Salas de los Infantes. / Ricardo Ordóñez / Ical

Francisco Azúa era ahora el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Salas y lleva 12 años como concejal del mismo

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Los partidos políticos ya están elaborando sus listas no solo de cara a las elecciones generales del 28 de abril. Los comicios municipales del 26 de mayo se acercan y por las localidades burgaleses suenan nombres, se escuchan rumores. Uno de los confirmados llega desde Salas de los Infantes. Allí, Francisco Azúa será la personas que encabece la lista del Partido Popular al Ayuntamiento de Salas de los Infantes.

Marta Arroyo, actual alcaldesa, se echa a un lado tras 12 años en el Ayuntamiento, una legislatura como concejala y dos como regidora. Arroyo no confirma si irá o no en la lista del PP al Consistorio salense pero Azúa afirma que la lista, aunque no es definitiva, «está prácticamente cerrada con nueve concejales y dos reservas».

La actual alcaldesa confiesa que lleva tiempo animando a Paco Azúa, como es más conocido el actual edil en el pueblo, para que ocupe la cabeza de lista al PP en su localidad. Para Arroyo este es el mejor candidadato posible, «tiene un perfil perfecto porque es activo, tiene experiencia en muchas facetas municipales y dispone de tiempo».

Arroyo reconoce que no cree que ella ocupe un puesto en la lista 'popular' pero colaborará con su compañero de partido en lo que se la necesite. «Exige mucho sacrificio y disponibilidad y por mi trabajo no puedo dedicar todo el tiempo que me gustaría», explica la regidora.

Al igual que Arroyo, Azúa lleva 12 años en el Ayuntamiento salense como concejal, igualmente ha ocupado la presidencia del Grupo de Acción Local Agalsa y actualmente sigue perteneciendo a su junta directiva. Sus principales preocupaciones y proyectos, de cara a los siguientes cuatro años, son «sacar adelante el nuevo Museo de Dinosaurios y la variante, renovar la traída de agua hasta el pueblo y resolver los problemas de turbidez de la misma». El dinamismo cultural, «convertir a Salas en la capital cultural de la comarca» y luchar contra la despoblación son otras de sus inquietudes.