Villarcayo afronta la noche anegada tras el desbordamiento del Nela

Imagen del desbordamiento del Nela en Villarcayo / Íñigo Alonso

El río Nela sigue bajando de nivel pero con lentitud, así que el agua continúa presente en la villa |Se ha superado la gravedad de las inundaciones de 2015

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Villarcayo ha seguido anegado por las aguas del Nela por la noche y, ahora, toca hacer balance de daños y comenzar con las labores de limpieza, que empezarán a coordinarse por el Ayuntamiento desde las diez de esta mañañana, tras un jueves muy duro en la villa.

El río sigue bajando de nivel, tras alcanzar su cota más alta a primera hora de la mañana de ayer, con 3,65 metros y 164 metros cúbicos por segundo, pero lo está haciendo lentamente. Muy poco a poco, asegura el alcalde, Adrián Serna, así que se espera que el agua se acabe de retirar de calles, carreteras y espacios públicos a lo largo de las próximas horas.

El municipio vive las peores inundaciones de los últimos años, superando las de 2015, pues de hecho el río ha alcanzado una altura 6 centímetros superior a la registada entonces. Muchas han sido las zonas afectadas por el agua, comenzando por El Soto, las piscinas y el campo de fútbol, siguiendo por los centros educativos, el centro de salud y el complejo de la residencia. «El agua casi ha llegado al centro de la villa», apunta Serna, quien reconoce que la situación es muy complicada.

Ha habido portales, viviendas, locales comerciales, garajes, sótanos e instalaciones públicas como el recién estrenado polideportivo, completamente inundados. También el IES Merindades de Castilla y el colegio Princesa de España, que suspendieron las clases ayer porque era imposible acceder a las instalaciones, una situación que continuará este viernes.

Lo mismo ha ocurrido con el centro de salud, al que los médicos no pudieron entrar y que solo está abierto para emergencias, previa llamada al 112, Protección Civil o el Ayuntamiento para movilizar una ambulancia. Villarcayo «está muy afectada» y en el lugar trabajan Guardia Civil, Cruz Roja, Protección Civil, ambulancias.

Cuando el agua se retire de calles, carreteras y edificios tocará hacer evaluación de daños, que serán considerables, habida cuenta de las afecciones.

Adrián Serna lazanba ayer un mensaje de tranquilidad a los vecinos, y les pidía que no saliesen de sus viviendas, y menos en coche, salvo que sea extrictamente necesario. Tras la lluvia caída en las últimas horas, la previsión es que el río vaya rebajándose. En las últimas 24 horas han caído 32,6 litros por metro cuadrado.

El alcalde explica que el Nela se desbordó a primera hora de la tarde del miércoles, cuando la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) les puso en alerta, aunque era la pasada madrugada cuando la situación se complicaba de manera destacada, debido a las intensas lluvias que no dejaron de caer en toda la jornada y que continuaron durante buena parte del jueves.

Las inundaciones cierran carreteras en la provincia

El desbordamientos de ríos como el Nela, el Trueba o el Ebro están ha provocado importantes problemas de circulación en las vías de la provincia, con cortes puntuales al tráfico de carreteras burgalesas.

Así, la DGT ha avisado de cortes en la BU-562 en Villacomparada de Rueda, en la BU-530 en Palazuelos de Cuesta a Urría, en la BU-520 en Quintana Martín Galíndez, en la CL-629 en Bocos y en la BU-651 en Escanduso.

También ha habido balsas en la BU-550 en Trespaderne, la BU-526 en Bercedo, la BU-643 en Orbaneja del Castillo, la BU-562 en Honillayuso y la CL-628 en Medina de Pomar. Además, se han inundado las carreras de pinares BU-825 en Monterrubio de la Demanda y BU-820 en Ricocavado de la Sierra.

El agua ha provocado problemas también en carreteras. Ayer se cortaba al tráfico la BU-561, en Escanduso, y en Bocos. Y los pueblos que quedaban prácticamente aislados son Escaño y Torme.

Y la comunicación entre Medina y Villarcayo ya se ha visto alterada. Algunos tramos de la CL-628 han estado cerrados al tráfico y el Ayuntamiento de Villarcayo ha desviado el tráfico con destino Bilbao, Espinosa de los Monteros, Villasana de Mena o Trespaderse es necesario desviarse por El Vado, cruzando el Nela.

El Nela alcanzaba su punto máximo por la mañana y, a partir de ahí, ha comenzado a bajar, aunque ligeramente.. A las 12:00 ha comenzado a bajar y, en el parte de las ocho, se registraban 3,34 metros y 140 metros cúbicos por segundo. Y la tendencia es la baja.

Ahora, por la mañana, se encuentra a 3 metros y 128 metros cúbicos por segundo.

Más información