Salvemos Rioseco logra 44.000 euros para restaurar la cilla del monasterio

El monasterio de Santa María de Rioseco durante las obras/Gabriel de la Iglesia
El monasterio de Santa María de Rioseco durante las obras / Gabriel de la Iglesia

La cifra, que es 11.000 euros superior a lo previsto, se ha obtenido gracias a la recaudación de actividades en el edificio, a donaciones anónimas y a una campaña de micromecenazgo en Hispania Nostra | El colectivo ya está planteando nuevos retos para seguir rehabilitando el edificio

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El trabajo del colectivo Salvemos Rioseco y de los cooperantes que acuden cada verano hasta Valle de Manzanedo con el objetivo de poner su granito de arena en la restauración del monasterio de Santa María de Rioseco está apoyado por muchos amantes del patrimonio. La obra de la cilla (la despensa) del antiguo cenobio, que finalizó en septiembre, ha sido financiada gracias a los 44.000 euros que han sido aportados en los últimos 14 meses por miles de personas y cuatro empresas particulares.

La cifra, que es 11.000 euros a la prevista inicialmente, se ha obtenido gracias a las 6.000 personas que han conocido de primera mano el edificio gracias a las visitas guiadas, pero también mediante los beneficios de múltiples actividades que se han celebrado en el monumento a lo largo del último estío, como la gala lírica, los conciertos o la fiesta de la semana del voluntariado, según ha explicado el coordinador de Salvemos Rioseco, Juan Miguel Gutiérrez Pulgar.

Pero no todos los ciudadanos que han arrimado el hombro se han desplazado hasta la comarca de las Merindades para ayudar. Unas 180 personas solidarias han participado en la campaña de micromezcenazgo desde la web de Hispania Nostra que ha logrado recaudar 6.000 euros. Esta iniciativa ha permitido a cualquier entusiasta del arte y la cultura donar una cantidad económica para rehabilitar la cilla, que necesitaba como agua de mayo una intervención porque su grado de deterioro amenazaba su derrumbe.

Las aportaciones telemáticas de cada persona se han movido en la mayoría de los casos entre los 10 y 100 euros, aunque hubo algún entusiasta que dedicó 300 euros de su bolsillo para restaurar este inmueble del norte de Burgos, ha destacado Gutiérrez Pulgar. Todas ellas recibirán un detalle por su colaboración. Por citar algún ejemplo, aquellos que entregaron 50 euros recibirán un calendario con fotografías del monasterio y los que dieron 100 euros serán recompensados con una acuarela del pintor Fernando Alea. Además, los nombres de los 180 donantes figurarán como 'salvadores' en la web de Salvemos Rioseco. Por su parte, dos de las marcas comerciales han aportado 500 euros y otras tantas, 1.000 euros.

Más información

Este dinero, junto al que hicieron llegar directamente al colectivo, bien mediante cuotas o entregas de otro tipo, ha servido para consolidar la bóveda de la cilla, colocar nuevas estructuras de madera y poner teja árabe. Ahora, gracias a esta obra, se reutilizará como espacio polivalente para la realización de talleres relacionados con el monasterio y el patrimonio. Desde el colectivo han agradecido la solidaridad de todas las personas, ya que han conseguido lograr algo que «era inimaginable». «Conseguir gracias a la gente 44.000 euros de dinero privado es increíble», ha ratificado Gutiérrez Pulgar. Este apoyo ha llegado incluso del extranjero, de países como Reino Unido.

La restauración de la antigua despensa del monumento únicamente es un paso más para devolver el esplendor a este edificio. Los responsables de Salvemos Rioseco ya tienen en mente nuevas ideas que ya están debatiendo y estudiando. Entre ellas, destacan la consolidación del claustro del monasterio o la mejora de la zona renacentista.

 

Fotos

Vídeos