Salvemos Rioseco prepara la próxima semana del voluntariado

Juan Miguel Gutiérrez Pulgar, a la izquierda, y Pedro García Romera, a la derecha, firman el convenio de colaboración./CC
Juan Miguel Gutiérrez Pulgar, a la izquierda, y Pedro García Romera, a la derecha, firman el convenio de colaboración. / CC

La asociación recibe de la Fundación Caja Rural una ayuda de 900 euros para las labores de recuperación del Monasterio de Santa María

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La asociación Salvemos Rioseco continúa trabajando para que el Monasterio de Santa María de Rioseco recupere su esplendor. Los primeros resultados ya están a la vista, pero desde la entidad reconocen que el camino es largo. Para hacer más sencilla esta tarea, han firmado esta mañana un convenio de colaboración por valor de 900 euros con la Fundación Caja Rural.

La aportación económica cubrirá los gastos de la próxima semana del voluntariado que está planificada para la primera semana de agosto, según ha declarado el coordinador de Salvemos Rioseco, Juan Miguel Gutiérrez Pulgar. Esta cita congregó el año pasado a 157 cooperantes procedentes de localidades cercanas de Burgos y el País Vasco, pero también de lugares más lejanos como Madrid, Portugal, Sevilla y Gerona.«El grupo es muy diversificado en origen y en edades porque vienen familias, gente mayor y joven», ha detallado.

Gutiérrez Pulgar ha agradecido el apoyo concedido por la Fundación Caja Rural y ha reconocido la labor tanto de los voluntarios que han participando en las anteriores semanas como de los vecinos de Valle de Manzanedo. «Toda ayuda es bien recibida. Estamos en un entorno formado por dieciséis pueblecitos y 150 habitantes. Que se oiga su voz a través de los medios es un motivo de alegría y esperanza que nos anima a seguir hacia adelante, a seguir tirando, a seguir sacando del olvido al Monasterio de Rioseco», ha completado.

Asimismo, el coordinador ha aprovechado la ocasión para destacar el esfuerzo del grupo de altruistas que durante todo el año mantienen el monumento en óptimas condiciones y la colaboración de otras organizaciones privadas y de los entes públicos. «Recuperar el edificio es una tarea complicada que necesita la unidad de muchos protagonistas, como las instituciones, las empresas y la sociedad civil», ha subrayado.

De hecho, ha anunciado que en pocos días, gracias a una intervención de la Junta de Castilla y León, comenzará la construcción de la techumbre de la capilla norte. «Estas obras, unidas a los trabajos anteriores en la sala capitular y las capillas sur y central, harán que recuperemos todos los tejados de la iglesia. Solo quedaría la cubierta de la cilla (la despensa)», ha explicado.

Pero la actividad de Salvemos Rioseco no se reduce a la infraestructura del antiguo edificio religioso. También están promoviendo eventos en el monasterio, como conciertos y talleres , lo que, junto a la llegada de turistas y voluntarios, está provocando una mayor vitalidad en la comarca. «Estas actividades enriquecen el mundo rural y nuestros pueblos», ha agregado.

Por su parte, el presidente de la Fundación Caja Rural, Pedro García Romera, ha alabado el trabajo de Salvemos Rioseco y espera que esta aportación económica sirva también para mantener con vida la zona. «Una de nuestras principales vocaciones es recuperar el entorno rural, con todo lo que lleva consigo; también es fijar población», ha manifestado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos