Los registros policiales se suceden tras la detención de siete miembros de una misma familia, vecinos del mirandés asesinado en Montañana

Imagen de la presencia policial constante en el lugar de los hechos/Avelino Gómez / EL CORREO
Imagen de la presencia policial constante en el lugar de los hechos / Avelino Gómez / EL CORREO

Guardia Civil y Policía Nacional han estado realizando registros domiciliarios en viviendas de la calle Rioja 4 | El cuerpo fue hallado el 6 de mayo en una laguna, siete días después de la desaparición de la víctima

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El número 4 de la calle Rioja en Miranda de Ebro se ha convertido este jueves en un hervidero de agentes policiales. Allí residen las siete personas que, esta pasada pasada madrugada, han sido detenidas por su vinculación con el homicidio de F.J.M.G., el mirandés cuyo cadáver apareció el pasado 6 de mayo en el Ebro, en una laguna en Montañana, una pedanía de Miranda de Ebro.

Policía Nacional y Guardia Civil han estado registrando tres viviendas del bloque de pisos, en el que también residía la víctima, así como varios trasteros ubicados en el sótano. Todo ello en el marco de una investigación conjunta para esclarecer los hechos, desde que se denunció la desaparición de la víctima, el 29 de abril, hasta que su cuerpo fue hallado en Montañana, maniatado y con varios disparos.

Los detenidos son todos miembros de una misma familia, en concreto, los padres, tres hijos y dos mujeres de estos. Son vecinos de Miranda, con edades comprendidas entre los 50 y los 23 años, y responden a las iniciales F.D.G., D.J.C., D.D.J., N.G.J., S.D.J., F.D.J. y S.E.R. Entre ellos se encontraría el autor material de los disparos que acabaron con la vida de la víctima, cuya desaparición denunció la familia el 29 de abril.

Las detenciones han sido fruto de una operación policial conjunta de Policía Nacional y Guardia Civil
Las detenciones han sido fruto de una operación policial conjunta de Policía Nacional y Guardia Civil / Avelino Gómez / EL CORREO

Los investigadores están tratando de determinar el grado de implicación del resto de detenidos en los hechos como posibles coautores o encubridores del homicidio. No se descarta que se produzcan más detenciones, ya que se está tratando de dilucidar las circunstancias concretas del homicidio, explican fuentes policiales.

Operación conjunta

El esclarecimiento policial de este homicidio se inició con la investigación por parte de la Policía Nacional de Miranda de Ebro de la desaparición de F.J.M.G. En las primeras fases de esta investigación por desaparición, las pesquisas convergieron con otra línea de trabajo en el mismo sentido desarrollada por la Guardia Civil de Burgos por lo que se primó la coordinación de las actuaciones, estableciendo un dispositivo conjunto que ha culminado con las detenciones de hoy.

En la operación, en la que han intervenido miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional y de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil, se ha producido la entrada en cuatro domicilios en el barrio de Anduva, para la tramitación del correspondiente atestado y su posterior puesta a disposición judicial.

Desde la Subdelegación del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente felicita «el exitoso operativo que ha culminado con siete detenciones, incluyendo la del presunto culpable del homicidio, a través de esta perfecta coordinación y trabajo de equipo de nuestra Policía Nacional y Guardia Civil. Me congratulo de un éxito más de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en esta provincia de Burgos», ha señalado.

Más información