El mirandés que atracó un banco en Cangas de Onís fue un niño héroe en 1970

El atraco tuvo lugar ayer en una sucursal de Liberbank/El Comercio
El atraco tuvo lugar ayer en una sucursal de Liberbank / El Comercio

Juan Carlos Sahagún recibió un premio nacional Operación Plus Ultra tras salvar a dos hermanos de morir ahogados en el Ebro

PATRICIA CARROBurgos

Juan Carlos Sahagún Gobantes, el atracador de Miranda de Ebro que se suicidó ayer en Cangas de Onís tras un intento de atraco en una sucursal de Liberbank, no solo era un viejo conocido de los cuerpos de seguridad por sus participación en múltiples hechos delictivos. Este mirandés de 59 años, apodado El Rifé, fue condecorado en 1970, cuando contaba con solo 12 años, con un premio nacional de la Operación Plus Ultra. Se le consideró un héroe pues salvó a dos hermanos, de 11 y 3 años, de morir ahogados en el río Ebro a su paso por la ciudad burgalesa.

Los hechos heroicos tuvieron lugar un 6 de junio de 1970. Según recoge el fallo del jurado, del que se hicieron eco periódicos como El Norte de Castilla, Juan Carlos no dudó en arrojarse a las aguas del Ebro para salvar a los pequeños, lo que le hizo merecedor de uno de los diez premios de la octava edición de la Operación Plus Ultra. Los galardones, promovidos por Iberia, la Sociedad Española de Radiodifusión (Cadena SER) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro, estaban pensados para reconocer acciones relevantes de niños de entre 8 y 15 años.

Más información

Los seleccionados en esta octava edición disfrutaron de un viaje de 25 días, por España y Europa, con parada en Roma y recepción por parte del Papa Pablo VI. El viaje incluía visita a la ex Yugoslavia, Bruselas y, en España, a Barcelona, Palma de Mallorca, Tenerife, Las Palmas, Sevilla, Jerez y Cádiz. Juan Carlos Sahagún fue un héroe infantil que disfrutó, también, de honores como el saque de honor en el partido que disputó el Mirandés contra el Tenerife, cuando el equipo local consiguió subir a Tercera División en la temporada 1970-1971.

Sonado intento de fuga

Luego, su destino se truncó y Sahagún se convirtió en un delincuente recurrente, llegando incluso a protagonizar un intento de fuga del penal de El Dueso, en Cantabria, en 1989. Junto con dos presos, el mirandés estuvo tres días escondido en un sobretecho de la cárcel, mientras los agentes los buscaban por la comunidad y territorios limítrofes, convencidos de que habían conseguido fugarse de las instalaciones. A El Rifé se lo conocía sobradamente en Miranda de Ebro, siendo uno de los delincuentes más activos de la ciudad burgalesa.

Su carrera delictiva se paró ayer viernes, tras pegarse un tiro en el interior de una sucursal de Liberbank en Cangas de Onís, que había intentado atracar a primera hora de la mañana con J.M.S.V., también de Burgos. Cuando ambos salieron de la entidad se encontraron de frente con las fuerzas de seguridad, abrieron fuego y mientras J.M.S.V. se tiró al suelo (y acabó detenido), Sahagún volvió a entrar en la sucursal y se atrincheró con tres rehenes. Habló con un negociador de la Guardia Civil, liberó a los rehenes y se pegó un tiro porque «no quería volver a la cárcel», según recoge El Comercio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos