Montefibre producirá solo fibra de carbono en julio de 2019 y prevé recuperar entonces los empleos

Montefibre producirá solo fibra de carbono en julio de 2019 y prevé recuperar entonces los empleos
GIT

La compañía explica que en el periodo de transición es necesario un ERTE, para recuperar plantilla en el segundo semestre del año próximo

ICAL
ICALBurgos

Montefibre Hispania ha anuciado este miércoles que «ahora» su objetivo es producir solo fibra de carbono a partir del 1 de julio de 2019 puesto que este material está destinado a un mercado que está creciendo aceleradamente en el ámbito mundial a tasas en torno al 20%, y que atiende sectores como construcción, termoplásticos, palas eólicas y automoción, entre otros.

En un comunicado, la compañía ha explicado que las «profundas» crisis económicas han acelerado la transición tecnológica de la empresa, que se comprometió a recuperar a partir del segundo semestre de 2019 el empleo afectado por el Expediente Temporal de Empleo (ERTE), que ha justificado como necesario para el periodo de cambio.

Montefibre ha indicado tiene que adaptar sus siete máquinas de la fábrica de Miranda de Ebro y realizar actividad de I+D+i para estandarizar y homologar con los futuros clientes las características y calidades del producto, lo que implicará el trabajo de al menos 50 personas en los próximos ocho meses, en dicho desarrollo de I+D+i.

En cuanto al resto del personal, alrededor de un centenar de empleados, dado que se deja de fabricar Leacril para realizar una transición rápida al mercado de fibra de carbono, obligan a poner en marcha un ERTE, con el objetivo de recuperar la plantilla a partir del segundo semestre de 2019.

La planta de Miranda, ha recordado la empresa, que retomó su actividad en marzo de 2017, después de cuatro años de inactividad. La inversión para la puesta en marcha ha sido de 20 millones de euros, de los que 15 millones fueron aportados por Praedium y el resto financiados por la Junta de Castilla y León a través de Sodical.

Montefibre trasladó su sede social a Mirada de Ebro como reconocimiento al apoyo recibido por parte de todas las instituciones en su proyecto reindustrializador. El presidente ejecutivo de Montefibre, Alfonso Cirera, reiteró al Gobierno autonómico y al Ayuntamiento de Miranda su agradecimiento por el compromiso de las instituciones.

«La necesidad sobrevenida de acelerar nuestra transición al carbono debemos tomarla como un reto positivo, que ratifica las ideas de futuro que se expresaban en nuestro plan de viabilidad, para que Miranda sea una de las cuatro o cinco fábricas más importantes en un sector absolutamente emergente en la economía global», ha señalado. «Hemos de ser optimistas, porque tenemos capacidad para triunfar y habrá novedades muy significativas», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos