SEUR levantará de manera «inmediata» un segundo centro logístico en Miranda

SEUR aprovechará el potencial del ramjal ferroviario de Rottneros. /BC
SEUR aprovechará el potencial del ramjal ferroviario de Rottneros. / BC

Apenas unas semanas después de confirmar su desembarco en el polígono de Ircio, la empresa de transportes anuncia la instalación de un segundo centro en los terrenos de Rottneros

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Parece que SEUR ha apostado fuerte por Miranda. El potencial logístico de la ciudad del Ebro ha conquistado a la compañía, que apenas unas semanas después de confirmar la adquisición de una parcela en el polígono de Ircio para levantar un gran centro de distribución ha anunciado la instalación «inminente» de un segundo centro en la ciudad.

En este caso, la compañía se ha fijado en los terrenos de la antigua Rottneros, actualmente propiedad de la Terminal de Contenedores de Miranda (TCM). Allí se adaptará un centro logístico enfocado directamente al transporte ferroviario, aprovechando el ramal con el que contaba la antigua papelera.

La compañía confía en contar con una plantilla de 60 personas en 2020

Según explican desde Miranda Empresas, el proyecto se plantea como un almacén de trámite aduanero, un servicio que hasta ahora no se ofrecía en la ciudad del Ebro. En esta primera fase, que se desarrollará de manera «inmediata», se prevé emplear a una veintena de personas entre personal de oficina y operarios de nave. De hecho, SEUR ya ha comenzado a desarrollar el proceso de selección del personal.

Si se cumplen las previsiones con las que se ha planteado inicialmente el proyecto, ideado para dar respuesta a las necesidades de tráfico de mercancías con el Reino Unido, la plantilla podría ampliarse hasta las 60 personas en 2020.

Proyecto paralelo

Con todo, desde la compañía confirman que este segundo proyecto no tiene nada que ver con el planteado para Ircio, que podría estar operativo a mediados de 2020. Así, la aduana no se plantea como algo temporal, sino como una instalación definitiva que se complemente con la desarrollada en Ircio, cuya previsión pasa por una plantilla de alrededor de 200 trabajadores.

A juicio de los responsables de Miranda Empresas, esta doble apuesta por la ciudad del Ebro «se debe a las facilidades y gestiones integrales que ha encontrado en la ciudad, obteniendo respuestas y soluciones ágiles y eficaces a cada requerimiento planteado, lo que supone una decisiva facilitación de las tramitaciones precisas para determinar su inversión empresarial, no sólo para la implantación inicial de sus actividades, sino también para el crecimiento de las mismas».

Más información