Vesuvius se niega a retirar el ERE que afecta a 128 trabajadores, 17 de ellos en Miranda

Representantes sindicales de CC OO en la empresa Vesuvius. /El Comercio
Representantes sindicales de CC OO en la empresa Vesuvius. / El Comercio

La empresa ha trasladado a los trabajadores que no va a sufragar los costes para contratar una consultora que elabore un informe para contrastar el que ha elaborado la compañía

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La dirección del grupo Vesuvius ha trasladado este jueves a los trabajadores su negativa a retirar el ERE para el cese de la actividad manufacturera en las plantas de Langreo (Asturias) y Miranda de Ebro, donde cuenta con 111 y 17 empleados, respectivamente, informa CC OO.

Los representantes de la multinacional han comunicado su firmeza en el mantenimiento del expediente de regulación durante la reunión que han mantenido esta mañana con los sindicatos en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC) en Oviedo.

En la reunión de la comisión negociadora, los representantes de los trabajadores habían vuelto a solicitar a la empresa que retirase el ERE, además de mostrar su disposición de buscar soluciones para la continuidad de la actividad en las plantas de Langreo y Miranda de Ebro.

Además, la empresa ha trasladado a los trabajadores que no va a sufragar los costes para poder contratar una consultora que elabore un informe para rebatir y contrastar el que ha elaborado la compañía. «O por lo menos tener los mismos datos», lamentan los representantes sindicales, que han comunicado a la empresa que esta postura les deja en una situación de «indefensión», al no poder recabar los datos que necesitan para poder combatir el expediente de regulación.

Los representantes sindicales afirman que han constatado que los productos que se elaboran en las dos factorías españolas van a ser trasladados a otras de la empresa en Polonia, República Checa y Turquía, tal y como recoge el ERE.

«Esta postura todavía convierte en más incomprensible la presentación el expediente, ya que la producción continúa y lo que hay es una deslocalización pura y dura», subrayan. Indican que la empresa se niega a hablar de esta cuestiones, pese a reconocer los hechos, y sólo contempla como alternativa en su reorganización el cierre de los centros de trabajo.

Los representantes de los trabajadores critican la «cerrazón de la compañía» que no permite conseguir ningún avance en la comisión negociadora.

Esta comisión se volverá a reunir en el SASEC el próximo día 25 de septiembre, a las 9:00 horas, como recoge EFE.