El padrón municipal ratifica la sangría poblacional de la provincia

Burgos perdió más de un millar de habitantes en 2017. /Rodrigo González
Burgos perdió más de un millar de habitantes en 2017. / Rodrigo González

Según los datos oficiales, el 1 de enero de 2018 había 357.070 personas empadronadas en la provincia, 1.101 menos que un año antes

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Ya lo venían advirtiendo todos los informes publicados a lo largo del año por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y los datos oficiales no han hecho sino corroborarlo. La provincia de Burgos continúa profundizando en su sangría poblacional.

Así lo ratifican los datos del padrón contínuo publicados ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que reflejan que la provincia contaba con 357.070 personas empadronadas a 1 de enero de 2018 -la estadística oficial se publica con casi un año de diferencia-. Se trata de 1.101 personas menos que un año antes, lo que se traduce en una caída del 0,31% anual.

La situación, además, no es una cuestión puntual, sino estructural, toda vez que Burgos acumula casi una década de descensos poblacionales. De hecho, la provincia ha perdido casi 20.000 habitantes desde que tocara techo en 2009. La única nota positiva es que la capital registró un leve incremento poblacional (0,17%) respecto a los datos de enero de 2017.

También en Castilla y León

Con todo, la situación de Burgos no es ajena a la tendencia regional, ni mucho menos. Es más, Castilla y León vuelve a encabezar la pérdida de población en el conjunto del territorio nacional. En total, la comunidad contaba a principios de año con 2.409.164 personas inscritas en el padrón, lo que supone un descenso del 0,69% y la pérdida de 16.637 habitantes en el último año.

Por provincias, la población del padrón municipal descendió en todas las de Castilla y León. Zamora, con una caída del 1,61% y 2.855 habitantes menos, y Ávila, con un descenso del 1,37% y 2.202 habitantes menos, son las que experimentaron mayores caídas. También registraron disminuciones en León, con un 0,98% (4.570 personas); Palencia un 0,83% (1.355 personas); Salamanca un 0,64% (2.130 personas); Segovia un 0,55% (842 habitantes); Soria un 0,34% (303 personas menos); y Valladolid un 0,25% (1.279 habitantes).

Esta tendencia choca frontalmente con la registrada en el conjunto de España, que tras años de caída ha conseguido revertir la dinámica. Y es que, a 1 de enero de 2018 había en España un total de 46.722.980 habitantes, lo que implica un aumento de 150.848 personas (0,32% más) respecto a los datos a 1 de enero de 2017.

 

Fotos

Vídeos