El Arlanza se desborda a su paso por Covarrubias y Lerma entra en alerta

El río Arlanza a su paso por Covarrubias. / BC

El Arlanza ha anegado zonas de la cuenca alta como Vilviestre del Pinar y Palacios de la Sierra | La CHD ha activado el nivel de alerta en Lerma cuando el caudal baja en Salas o Covarrubias

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Tras sufrir en el día de ayer las consecuencias de la crecida del río Arlanza en la cuenca alta, los problemas llegan ahora a Covarrubias o Lerma, la cuenca media y baja del río.

La estación de aforos del río Arlanza en Lerma se encuentra en situación de alarma, según el último parte de avenidas emitido por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), a las 14:15 horas de hoy.

La estación situada en el Arlanza, en Lerma, ha registrado un nivel del río de 3,25 metros, aunque no están disponibles los datos del caudal. Los valores de referencia de la alarma en Lerma se sitúan en 3,1 metros. Según la información aportada, la tendencia de este tramo es ascendente.

La CHD ha informado que en las estaciones del Arlanza ubicadas en Peral de Arlanza la tendencia también es ascendente y el nivel se encuentra en 3,07 metros, a las 18:30 horas, y el caudal está en 151,06 metros cúbicos por segundo, cuando los niveles de alarma están en 3,25 metros y 170 metros cúbicos por segundo, respectivamente.

Tras anegar ayer terrenos, fincas y caminos de la ribera a su paso por Vilviestre del Pinar y Palacios de la Sierra y mantener en alerta a los vecinos de Salas de los Infantes, la crecida del Arlanza ha llegado hoy a Covarrubias. En este pueblo han estado en alerta desde la mañana cuando el 112 ha avisado al regidor, Óscar Izcara, de las previsiones de crecida del río. Izcara confirma que la zona de recreo de El Piélago está completamente inundada, al igual que las traseras de la colegiata y el Paseo de la Solana. Por el momento, no hay que lamentar daños graves, por suerte hay pocas viviendas muy cercanas al río pero, en estas, el problema surge por los sumideros por donde se mete el agua al estar el nivel del río por encima de la altura de estos.

Izcara se ha mostrado más tranquilo en la media tarde de hoy, ya que la tendencia del caudal comenzaba a descender. A mitad de mañana el caudal se situaba en 261 metros cúbicos por segundo y a las 18:30 horas había descendido a los 213. «El río ha crecido 2,70 metros de nivel por encima de lo normal pero no alcanzamos las cifras de la última gran inundación cuando el caudal llegó a estar en los 400 metros cúbicos por segundo», ha apuntado Izcara.

En Salas de los Infantes, tras llegar ayer a los 173 metros cúbicos por segundo, en la tarde de hoy el caudal había bajado hasta los 92.

La nieve acumulada ha acelerado su deshielo por la lluvia caída en la comarca de Pinares y toda la cuenca del Arlanza, que ha activado todas las alertas ante la posibilidad de crecidas extraordinarias. De hecho, durante la jornada de ayer, las condiciones meteorológicas provocaron un significativo incremento del caudal del río, que se desbordó en numerosos puntos de la cuenca en las zonas de Vilviestre del Pinar y Palacios de la Sierra. Y parece que la alerta se mantendrá.

No en vano, lejos de reducir su caudal, el principal río de la cuenca continúa hoy en situación de alerta en Lerma, Covarrubias y Peral de Arlanza.

Es en Lerma donde se centra ahora toda la atención, ya que está previsto que el pico de la crecida llegue a su entorno en las próximas horas. Además, las previsiones meteorológicas avisan que seguirá lloviendo y nevando durante las próximas jornadas, por lo que la situación podría verse agravada. No obstante, la alcaldesa lermeña, Celia Izquierdo, lanza un mensaje de «tranquilidad», ya que no se prevé que la situación sea tan complicada como la de febrero de 2016, cuando el río anegó muchas zonas de la localidad.

De momento, y a la espera de lo que pueda pasar en las próximas horas, lo cierto es que el Arlanza ya ha provocado numerosos daños en la parte alta de su cuenta. «La última vez que sufrimos inundaciones el agua sobrepasó el puente viejo, ahora ha alcanzado el nivel de los ojos pero no lo ha superado», aseguraba la alcaldesa de Palacios de la Sierra, Estíbaliz Llorente, a primera hora de la tarde de ayer.

Sin embargo, las fincas, caminos y terrenos que están situados cerca del paso del Arlanza por los pueblos de Vilviestre del Pinar y Palacios de la Sierra están completamente inundados.

Como ya conocen el funcionamiento del Arlanza, en cuanto la alcaldesa de Palacios de la Sierra vio la situación del río, avisó a la regidora de Salas de los Infantes. En unas cinco horas, según calcula la gente de la zona, la crecida suele llegar hasta la localidad salense.

Allí, la alerta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) se activó al filo de las 16 horas, cuando el río superó el umbral establecido. Desde la CHD se ha advertido de que se debe tener especial vigilancia en la zona, donde el nivel del agua alcanzó 2,77 metros de altura y el nivel del caudal estaba a 167,46 metros cúbicos por segundo.

 

Fotos

Vídeos