La restauración del retablo de Quintanilla de Riofresno comienza por las tallas de los evangelistas

Las tallas de dos de los evangelistas, después de ser retiradas del retablo de la iglesia de San Román de Quintanilla de Riofresno/Roberto Castro
Las tallas de dos de los evangelistas, después de ser retiradas del retablo de la iglesia de San Román de Quintanilla de Riofresno / Roberto Castro

El sueño de los nueve vecinos que pusieron en marcha una campaña de recaudación que tuvo eco en toda España para reparar la obra de arte de su pueblo está a punto de convertirse en realidad

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los nueve vecinos de Quintanilla de Riofresno que comenzaron una campaña de recaudación que tuvo eco en España para restaurar el retablo mayor de la iglesia de San Román de su pueblo ya están viendo como su deseo está a punto de convertirse en realidad.

Los restauradores se desplazaron recientemente hasta la pequeña pedanía dependiente del Ayuntamiento de Sotresgudo para comprobar el estado de la obra de arte renacentista elaborada por el maestro Juan de Esparza en 1575. Además, se llevaron al taller de Burgos las esculturas de los evangelistas, cuatro de las tallas exentas del retablo. «Estas imágenes forman parte de la estructura pero se pueden desmontar sin dañar nada», ha explicado el presidente de la Junta Vecinal de Quintanilla de Riofresno, José Roberto Castro, una de las personas que encabeza esta iniciativa.

Más información

Con el arreglo de las figuras de San Juan, San Marcos, San Mateo y San Lucas, que tendrá lugar durante los próximos meses, comenzará la reparación del retablo, ha comentado Castro. Las obras 'in situ', si todo marcha como está previsto, arrancarán en el mes de septiembre.

33.000 euros

Los vecinos, gracias a aportaciones personales y de empresas de la provincia, a la venta de lotería y donativos, lograron recaudar 15.000 euros en unos pocos meses. Gracias a la campaña de micromecenazgo anunciada por Hispania Nostra sumaron, tras restar comisiones y otros gastos, 18.000 euros más, lo que eleva aproximadamente la recaudación hasta los 33.000 euros.

El presupuesto de la empresa adjudicataria ronda los 26.500 euros, pero al contar con más dinero, Castro ha manifestado que podrán hacer intervenciones que no figuran en el planteamiento inicial, como la limpieza de la pared del retablo para que la obra de arte, que cumple en 2019 su 444º aniversario, reluzca igual que en el siglo XVI.