Huerta de Rey contará con una segunda Vía Ferrata

Varios jóvenes avanzan por la vía ferrata. /S. G.
Varios jóvenes avanzan por la vía ferrata. / S. G.

La ADRI Ribera del Duero burgalesa y Sodebur impulsan esta proyecto

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

La Asociación para el Desarrollo Integral (ADRI) de la Ribera del Duero Burgalesa y SODEBUR impulsan junto al municipio de Huerta de Rey, la ampliación de su Vía Ferrata. La nueva ferrata de Huerta de Rey será ejecutada antes del mes de septiembre de este año y se situará al lado de la actual, completando la dificultad de iniciación del tramo ya realizado, 'K2', con un mayor nivel y nuevos juegos.

La vía actual fue construida en 2015 y desde sus inicios cuenta con un afluente de gente constante, lo que ha llevado al Ayuntamiento a acudir a la convocatoria de promoción de sendas y vías ferratas que lanzó a primeros de año la Asociación de Desarrollo Rural e Integral de la Ribera del Duero Burgalesa. La nueva vía incrementará su dificultad a k3 y k4, permitiendo una progresión en este tipo de deporte para cualquier intrépido que quiera comenzar en esta disciplina.

En Castilla y León hay un número reducido de instalaciones de este tipo, son conocidas para los amantes de la actividad: las k4 de Posada de Valdeón (León), y de Espeja de San Marcelino (Soría), y la k3 de Cubillas de Arbas (León), y próximamente se ultimará una nueva en Duruelo de la Sierra (Soria). De esta manera, la ADRI ha considerado propicio fomentar esta actividad en la zona para ser un referente regional en este tipo de instalaciones y poder complementar su oferta cultural, vitivinícola y de sendas con un nuevo dosier de ferratas en los próximos años. «El desierto castellano en esta disciplina contrasta con las 59 de Aragón o las 113 de Cataluña, estando muy a tras de los números de comunidades mucho más pequeñas como Cantabría que ya cuenta con 8 y en aumento, por las posibilidades que presenta en el turismo de aventura», según afirma el presidente de la ADRI, Jesús Briones. En ese sentido, considera que es el momento de apostar por un turismo en auge, «como en su día apostamos por la señalización de sendas, permitiendo que la Ribera cuenta al día de hoy con medio centenar de senderos de pequeño recorrido que atrae a vecinos y turistas todo el año. Es el momento de mantener estas sendas pero también innovar y encontrar nuevos atractivos para la zona, antes de que otros se den cuenta del potencial de este tipo de actividades» .

La obra de esta nueva actividad se completará con un presupuesto de 19.173,66 euros, pagadas al 50% por ambas entidades, lo que la asociación espera que atraiga el próximo año a otros pueblos de la zona y así poder incrementar la oferta ferratista de Burgos.