El obispo arandino Raúl Berzosa trabajará «al servicio de la Santa Sede»

Raúl Berzosa, con el papa Francisco. /Diócesis de Ciudad Rodrigo
Raúl Berzosa, con el papa Francisco. / Diócesis de Ciudad Rodrigo

Concluye así el año de retiro que el prelado solicitó al papa Francisco

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Después de que hace más de un año el papa Francisco aceptara su 'retiro temporal' al gobierno pastoral de la diócesis de Ciudad Rodrigo, de la que tomó posesión en 2011, el obispo arandino Raúl Berzosa Martíneztrabajará el próximo curso pastoral «al servicio de la Santa Sede», tal como ha confirmado él mismo en un comunicado que recoge la página web de la diócesis de Ciudad Rodrigo.

Concluye así el año de retiro que el prelado solicitó al Santo Padre y durante el cual el obispo emérito de Burgos, Francisco Gil Hellín, ejerció como administrador apostólico de la diócesis salmantina. En enero de este mismo año, cuando el papa Francisco hizo efectiva la renuncia del prelado, nombró administrador apostólico a Jesús García Burillo, obispo emérito de Ávila.

A partir del mes de septiembre y durante el curso 2019-2020, el prelado burgalés estará al servicio de la Santa Sede, si bien no especifica el puesto que ocupará ni el Vaticano ha informado aún de su nombramiento. A través de la nota publicada, el prelado ha mostrado su agradecimiento sincero a sus feligreses, paisanos y a todas las personas que se han interesado por su situación en los últimos meses, durante los cuales ha trabajado en una parroquia en Bogotá. Además de agradecer el apoyo recibido, ha pedido oraciones para poder cumplir su nuevo servicio y misión en Roma.