Sargentes de la Lora desespera mientras concluyen los trabajos de suspensión en Ayoluengo

El pozo 1 de Ayoluengo ya está señalizado pero los vecinos quieren que vuelva la actividad de extracción/BurgosConecta
El pozo 1 de Ayoluengo ya está señalizado pero los vecinos quieren que vuelva la actividad de extracción / BurgosConecta

El municipio sigue sin tener noticia de cuándo saldrá el concurso para la nueva concesión, a menos de dos meses de cumplirse un año del cierre de la explotación

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«Es un poco triste», reconoce el alcalde de Sargentes de la Lora, Carlos Gallo. El Ministerio de Energía denegó el pasado enero la prórroga de diez años de explotación solicitada por la concesionaria del yacimiento petrolígero de La Lora en Ayoluengo. La concesión de 50 años había finalizado y, a pesar de que LGO Energy presentó un proyecto de ampliación, con una importante inversión de 5 millones de euros, se dio orden de desmantelamiento a partir del 31 de enero.

Desde entonces, «todo han sido largas», ha afirmado Gallo. El municipio está a la espera de que Energía saque concurso para una nueva concesión, una vez comprobado que existe interés empresarial por la explotación del petrólego burgalés. No sólo LGO Energy matiene sobre la mesa su proyecto de ampliación, otra empresa ha mostrado su interés en presentarse al concurso. Pero Energía no acaba de tramitarlo.

En estos momentos, en el campo de Ayoluengo están finalizando los trabajos de suspensión, que quedaban pendientes tras el desmantelamiento (mejoras, retirada de tuberías y tanques sin uso....). Llevan seis meses de retraso, ha reconocido el alcalde, otra de las razones por las que Energía no acaba de mover ficha. Y lo que más preocupa en el pueblo no es que se vaya a cumplir un año del cierre de la explotación, sino que el expediente de suspensión temporal de empleo (ERTE) en el que están los trabajadores de LGO Energy finaliza en marzo. Y para entonces será difícil que haya nuevo proyecto en marcha.

Por ese motivo, Gallo ha afirmado que no descartan nuevas movilizaciones, como la realizada en agosto. El yacimiento de La Lora «tiene que ser el eje económico de la comarca», ha insistido; «no se puede perder esa industria, sino que tiene que crecer aún más». Y es que no hay más alternativa laboral en la zona. Si el petróleo se muere, también lo hará la comarca.

Ruta del Petróleo

De hecho, Sargentes ya ha notado «un bajón importante» sobre todo en servicios con el cierre de la explotación, y el invierno se presenta duro. Y mientras esperan, el proyecto del Museo del Petróleo sigue creciendo. Se ha incorporado un fósil de gran tamaño, de una caracola gigante, cedido por un vecino de Sargentes, de nombre Aurelio.

Tras el puente festivo, el museo cerrará sus puertas hasta marzo. Y en 2018 esperan poder inaugurar, por fin, el jardín de rocas, compuesto por minerales de la zona, y algunos nacionales, ha recordado Gallo. De este modo se completará el proyecto turístico, enmarcado en la denominada Ruta del Petróleo, que incluye también el pozo de Ayoluengo donde apareció por primera vez el cruzo hace más de 50 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos