Tráfico espera 168.000 desplazamientos en el puente, condicionado por las fiestas y la Vuelta a Burgos

Las carreteras volverán a llenarse de vehículos este puente/El Norte
Las carreteras volverán a llenarse de vehículos este puente / El Norte

Las vías de alta capacidad serán foco de atención al coincidir puente festivo, cambio de quincena y regreso de la operación paso del estrecho | Habrá controles en los pueblos para evitar que se coja el coche habiendo consumido alcohol o drogas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Lo que para unos es motivo de alegría, para otros es uno de los momentos de mayor trabajo de todo el año. Arranca la Operación Especial de Tráfico '15 de Agosto', una fecha señalada en el calendario que aúna cambio de quincena con puente festivo, con media provincia honrando a la Virgen y San Roque, y por si fuera poco la celebración de la Vuelta a Burgos, que condicionará la circulación hasta el sábado.

Tráfico espera 168.000 desplazamientos por la provincia del miércoles al domingo, así que «hay que estar con mil ojos», afirma el jefe provincial de Tráfico, Raúl Galán, y no bajar nunca la guardia. Ni cuando uno se desplaza al pueblo, por una carretera secundaria que dice conocerse de memoria, pues «el peligro se encuentra en cualquier momento», sobre todo cuando nos confiamos.

Los efectivos de la DGT, junto con la Guardia Civil, tanto el Subsector de Tráfico como Seguridad Ciudadana, afrontan estos días una difícil operación. La operación Paso del Estrecho entra en su última fase, la del regreso, recuerda Galán, y vías de alta capacidad con la A-62, la A-1, la AP-1 o la N-231 soportarán un intenso tráfico de largo recorrido, de ciudadanos que van o vuelven de vacaciones.

Pago en autovías

Sobre la polémica resucitada por el Gobierno central de establecer algún modelo de pago en autovías gratuitas, para financiar el mantenimiento y la conservación de la red viaria española, Raúl Galán no entra en valoraciones. Es una competencia del Ministerio de Fomento, que debe tomar la decisión que estime oportuna, mientras que Tráfico solo demanda que las vías sean seguras.

Eso sí, Galán recuerda que debería cerrarse un sistema razonable y jussto para costear el manteinimietno de las infraestructuras, pues no son gratis aunque para los conductores sean gratuistas. Su conservación tiene un coste que debe mantenerse si queremos que sean vía de calidad y seguras.

Opciones hay muchas; está el pago por uso, el telepeaje, las viñetas.... Y tiene que ser el Gobierno el que determine la fórmula, si finalmente opta por establecer algún tipo de pago. Otra cuestión serían las consecuencias de las decisiones que se tomen, pues el RACE ya avisa de que cobrar por el uso de las autovías podría derivar el tráfico a las carreteras secundarias, que son las que aglutinan el mayor número de accidentes mortales de la red estatal.

Se va a poner especial atención a la N-I y la AP-1, que afrontan su primer verano con la autopista liberalizada. La AP-1 llegará, en determinados momentos, al tope de su capacidad y eso generará problemas, no solo de saturación y retenciones. Si se produce un accidente, la limtación de accesos, provocará importantes atascos, como en ocasiones anteriores, así que Tráfico está muy atento para evitar este tipo de incidencias.

Eso sí, «no vamos a dejar olvidadas otras zonas», pues preocupan también mucho los desplazamientos cortos, que acaban siendo los más peligrosos, dentro de la propia provincia. La celebración de fiestas en muchísimos municipios obligará a intensificar los controles de alcohol y drogas, para evitar que la gente coja el volante bajo los efectos de cualquier tipo de sustancia.

Y es que, por desgracia, se siguen registrando siniestros con positivos el alcohol o drogas, aunque hayan cambiado los hábitos de los conductores, que están más concienciados sobre los peligros que asumen al volante.

Controles y precaución

Los controles de alcoholemia y drogas se combinarán con los de velocidad, con motivo de la campaña especial que se está llevando a cabo en la provincia. Raúl Galán recuerda que en el 22% de los casos, la causa principal de un accidente es el exceso de velocidad. Y en otros muchos, es lo que determina la gravedad del siniestro.

Además, Raúl Galán recuerda que los pueblos se llenan de veraneantes, duplicando o triplicando su población, y esto hay que tenerlo muy en cuenta. Se debe circular con mayor precaución, sobre todo en las travesías y ante la presencia de niños, que jugan libremente en los pueblos. Y es que recientemente se han registrado atropellos de niños en bicicleta, en diferentes puntos de la región, como el que se produjo el pasado julio en Nofuentes.

Por todo ello, la Jefatura Provincial de Tráfico hace un llamamiento a la prudencia y la responsabilidad de los conductores para que esta operación se pueda cerrar con el mínimo de incidentes posible. En lo que llevamos de año, 7 personas han perdido la vida en accidentes ocurridos en la provincia; son 7 menos que hace un año, un dato positivo dentro de la gravedad, recuerda Galán, que camina hacia el objetivo de conseguir cero siniestralidad mortal.