Varios pueblos burgaleses e implican en una jornada para avanzar en la igualdad en el medio rural

Castrillo Mota de Judíos en su jornada contra la violencia de género. /BC
Castrillo Mota de Judíos en su jornada contra la violencia de género. / BC

Bajo el lema 'Contra la violencia de género' seis pueblos vecinos de la comunidad burgalesa se han unido para realizar concentraciones simbólicas a favor de la igualdad

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

Hontanas, Castellanos de Castro, Itero del Castillo y Castrillo Mota de Judíos son cuatro pueblos burgaleses del Camino de Santiago que han apostado por implicarse en lograr la igualdad en el medio rural. A ellos se han unido dos localidades vecinas: Tamarón y Villaquirán de la Puebla, también burgalesas. Todos estos pueblos han dedicado un día a unir sus esfuerzos en esta lucha contra la violencia de género con concentraciones simbólicas en favor de la igualdad.

Hombres y mujeres, niños, jóvenes y mayores han participado en estos actos simbólicos donde los Ayuntamientos han obsequiado a cada mujer del pueblo con un pañuelo que representa el deseo unánime de estas localidades de acabar con esta lacra que es la violencia de género.

Cada pañuelo lleva impresos detalles que recuerdan la historia inmediata del pueblo, además de frases que impulsan la igualdad y el enfrentamiento contra la violencia de género como: «si me respetas te respetas, si me respetas te respetan», «ser mujer es tu batalla»...

La empresa encargada de la coordinación de ideas que han ido surgiendo entorno a este proyecto y de realizar estos pañuelos ha sido Abrazaditoalaluna. Soraya Igelmo, gerente de la emprensa, confiesa estar «encantada con este trabajo». Asegura que, cuanto menos, servirá para hacer pensar a muchas personas y espera que, en el mejor de los casos, también cambiará el comportamiento de otras.

Además de esta acción, se repartieron folletos con información para conseguir erradicar esta pandemia. Para terminar con los actos simbólicos se ha leído un manifiesto por parte de distintos representantes de las poblaciones. La lectura se ha realizado bajo el lema 'Buscando la igualdad en el medio rural'.

En una sociedad tradicionalmente desigualitaria y patriarcal se hace especialmente importante y necesaria una educación para romper con las barreras que limitan a la sociedad, que encadenan a sus seres humanos en unos prejuicios establecidos y determinan cómo han de ser sus vidas. Es importante la prevención de la violencia de género, la eliminación de las conductas sexistas, la ruptura de roles y estereotipos.