La provincia burgalesa, en alerta por nieve todo el fin de semana

Los copos caídos no son lo suficientemente intensos como para cuajar/
Los copos caídos no son lo suficientemente intensos como para cuajar

La AEMET ya advertía que podía nevar este viernes | En la capital ya se ven algunos copos ligeros

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Frío y nieve. Burgos está este fin de semana en alerta amarilla por posibilidad de nieve en la provincia. Las bajas temperaturas y las heladas de madrugada podrían causar problemas en las carreteras. Además, otras tres provincias de Castilla y León (Palencia, Zamora y León) y once del resto del país registran posibilidad de nevadas de una relevancia moderada.

Así, la nieve pondrá en riesgo a Madrid, Navarra, La Rioja, Asturias, Guadalajara, Burgos, León, Palencia, Zamora y Huesca, que también estará en alerta por bajas temperaturas, al igual que Teruel, Barcelona, Girona y Lleida. Mientras, A Coruña estará en riesgo por fenómenos costeros.

Este sábado, en la mayor parte de la Península se esperan precipitaciones generalizadas que se irán extendiendo de oeste a este, que serán más intensas en la mitad occidental peninsular y podrán ser localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia.

En el litoral mediterráneo desde Cataluña hasta Almería serán menos probables y se darán de forma dispersa al final del día. En Baleares serán más probables a primeras horas y de forma ocasional; y en Canarias probabilidad de lluvias débiles dispersas en el norte de las islas montañosas.

La cota de nieve se situará en el noroeste peninsular, Castilla y León y alto Ebro entre los 800 y 1.200 metros subiendo a 1.000/1.800 metros; en el sistema Central y sistema Ibérico orientales, entre los 800 y los 1.000 metros subiendo a 800/1.600 metros; en Pirineos entre los 600 y 1.000 metros subiendo a 700/1.200 metros; y en sierras del sudeste entre los 1.400 y 2.000 metros.

Las temperaturas diurnas irán en aumento en el noroeste y Aragón, y en descenso en zonas del interior centro y sur. En el caso de las nocturnas experimentará un aumento aunque continúan las heladas en páramos y zonas de montaña del interior, que serán más intensas en Pirineos.

Habrá alisios en Canarias así como vientos con predominio de la componente oeste en la Península y en Baleares, con intervalos de intensidad fuerte en el litoral gallego, Estrecho y Alborán.