81-88. El San Pablo aprende una valiosa lección

Corey Fisher sale de la asfixiante presión planteada por el Joventut/ACB Photo/D. Grau
Corey Fisher sale de la asfixiante presión planteada por el Joventut / ACB Photo/D. Grau

Los burgaleses se impusieron al Divina Seguros Joventut con claridad, después de ir la mayor parte del partido por detrás en el marcador

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Sobresaliente. Esta es la calificación que debería de recibir el San Pablo Burgos después de su victoria ante el Divina Seguros Joventut a domicilio. Los burgaleses no hicieron su mejor partido, pero sí una gran segunda mitad en la que aplicaron todo lo aprendido las últimas jornadas, y en especial la pasada ante Montakit Fuenlabrada (69-71) -cuando perdieron en el último suspiro-.

Los blancos supieron sufrir mucho en un partido muy exigente en lo físico y, sobre todo, en lo psicológico. Los conocimientos puestos en práctica dieron la vuelta al partido en el último periodo (12-24) y permitieron sumar con solvencia la que es ya la tercera victoria de la temporada. Además, los siete valiosos puntos de diferencia serán relevantes de cara al basketaverage.

De esta manera, el San Pablo consigue un balón de oxígeno y gana crédito para hacer frente a este tramo final de la primera vuelta, en el que se medirá a todos los rivales de la zona baja.

81 Divina Seguros Joventut

Wayns (18), Vidal (17), Richard (7), Gielo (5) y Jordan (15) -cinco inicial-, Birgander (2), López-Arostegui (3), Kulvietis (1), Nogués (3), Ventura (8) y Dimitrijevic (2).

88 San Pablo Burgos

Fisher (7), Jenkins (9), Gailius (10), Thomson (18) y Huskic (4) -cinco inicial- Schreiner (11), Barrera (4), Vega (8), Saiz (13) y López (4).

cuartos:
20-15; 22-22; 27-27; 12-24.
árbitros:
Benjamín Jiménez, Rafael Serrano y Alberto Sánchez.
incidencias:
Partido correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga Endesa disputado en Palacio Municipal de Deportes de Badalona ante 4.486 espectadores.

Sin acierto. El San Pablo Burgos se estrenó en el Palacio Municipal de Deportes de Badalona con un juego muy alejado del que estaba acostumbrado estas últimas jornadas. Las sensaciones no eran buenas ni arriba ni abajo y el parcial de 11-4 con el que se encontraron no dejaba lugar a dudas. A pesar de que la selección de tiro no era acertada y la defensa frágil, el técnico burgalés, Diego Epifanio ‘Epi’, aguantó la solicitud del tiempo muerto. La paciencia le dio parte de razón, porque sus hombres respondieron recortando diferencias, hasta el 14-9. Sin embargo, el parón obligado por televisión rompió el ritmo y le otorgó armas al Divina Seguros Joventut, que cuajó un 6-1, para poner la diferencia en diez puntos (20-10). Ahí sí que ‘Epi’ optó por reunir a los blancos y guionizar los dos últimos minutos de cuarto. La cita en el banquillo sirvió, materializando un parcial de 0-5 engañoso, por un triple imposible de Alex López sobre la bocina (20-15).

Lo que vino después era difícil de prever. El San Pablo dio muestras de su carácter y levantó el partido con un espectacular parcial de 2-11, que les dio incluso ventaja (22-26). Lo más sorprendente de todo fue que el mejor juego se ofreció con sólo un titular sobre el parquet, Deon Thompson. Las segundas unidades, con Saiz tratando de frenar a Jordan, Schreiner cediendo juego y los Alex corriendo, hicieron sufrir tanto a los hombres de Diego Ocampo, técnico local, que optó por parar el partido en el ecuador del segundo acto (25-29). Los verdiblancos, sin ofrecer una reacción muy clara, sí demostraron que habían recuperado su tono. Nuevamente, los locales fueron medrando la pequeña renta de los burgaleses y, una vez neutralizada, construyeron una pequeña ventaja, devolviendo el triple sobre la bocina de López-Arostegui (42-37).

Talón de Aquiles

Tras el paso por vestuarios, el San Pablo había adquirido una experiencia con la que había descubierto el talón de Aquiles de los verdiblancos. La defensa mixta, que acababa en una zona muy móvil, se le estaba atragantando al equipo local y, como consecuencia, los blancos aprovecharon para liderar el partido. Ocampo paró la progresión con el 48-52, aunque la máxima fue de 50-55. Sin embargo, cuando las prestaciones en ataque de los burgaleses cayeron, el Divina Seguros Joventut volvió a ponerse por delante en el marcador (58-55). El efecto de la defensa se había perdido y, ahora, los problemas del San Pablo residían en su ataque. Los de ‘Epi’ no anotaban y estaban perdiendo el tren por momentos, en un instante en el que el partido se había vuelto loco. Las cosas estaban muy difíciles con el 69-60. Por suerte, un nuevo triple sobre la bocina, esta vez de Javi Vega, suavizó el golpe, cerrando el tercer cuarto 69-64.

La fe que dio el triple de Vega se tradujo en religión en el último periodo. El San Pablo arrolló a su rival, que no entendía de dónde había sacado las fuerzas el conjunto burgalés. Los blancos, primero empataron el partido (71-71) y, después, castigaron a los catalanes hasta la extenuación, con un parcial de 4-14, que había dado la vuelta al partido por completo (73-78).

Lo mejor llegó en el tramo final. Defensa, defensa y defensa fueron los ingredientes de la pócima que utilizó ‘Epi’ para encaminar el partido a la victoria (74-82). Esta vez no se podía escapar. Los blancos estaban reviviendo lo que habían sufrido hace justo hace una semana ante Montakit Fuenlabrada, pero, esta vez, eran ellos los lobos. Sin concesiones, el San Pablo Burgos sumó su tercera victoria de la temporada nte un rival directo que acumulaba cuatro victorias consecutivas en casa.

La próxima jornada, el día 30 de diciembre (20:00 horas), en el Coliseum Burgos ante el Morabanc Andorra, en otro partido de vital importancia para el combinado burgalés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos