Liga Endesa

Aguilar agua la fiesta del San Pablo

Pablo Aguilar saluda a los aficionados desplazados hasta Burgos/ACB Photo/María González
Pablo Aguilar saluda a los aficionados desplazados hasta Burgos / ACB Photo/María González

Con 14 puntos en el último periodo, el ala-pívot internacional destrozó las opciones de un San Pablo Burgos que firmó un gran partido

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Fiesta pasada por agua. El San Pablo Burgos y su afición vivieron una jornada casi perfecta, en la que lo único que les sobró fue Pablo Aguilar. El ala-pívot internacional con España anotó 14 puntos en el último cuarto, reduciendo a la mínima las opciones de victoria. Sin bien, el excepcional acierto de Aguilar no empañó el gran partido de los azules, que, con los deberes hechos, cuajaron unos destacados primeros 30 minutos.

El San Pablo Burgos pudo presumir de haber alcanzado un gran nivel en este último tercio de la temporada y, aunque no fue suficiente para batir al Herbalife Gran Canaria, sí sirvió para que los más de 9.000 espectadores que volvieron a reunirse en el Coliseum Burgos disfrutasen del penúltimo partido en casa en el que eso era lo principal.

89 San Pablo Burgos

Schreiner (8), Jenkins (12), Cancar (10), Saiz (15) y Thompson (9) -cinco inicial- Fisher (5), Barrera (-), Gailius (6), Martínez (-), Huskic (9), López (13) y Vega (2).

98 Herbalife Gran Canaria

Rabaseda (12), Eriksson (8), Radicevic (3), Báez (1) y Fischer (7) -cinco inicial- Oliver (5), Mekel (9), Seeley (18), Balvin (9), Pasecniks (4), Paulí (8) y Aguilar (14).

cuartos:
25-23; 18-20; 26-27; 20-28;
Árbitros:
José Antonio Martín Bertrán, Jordi Aliaga y Arnau Padrós. Sin expulsados.
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante 9.235 espectadores. Los jugadores tuvieron un cálido recibimiento de los aficionados. Se homenajeó al UBU Colina Clinic, que disputa este domingo la final por el ascenso a División de Honor.

El encuentro se había vendido como una fiesta del baloncesto y no defraudó. La entrega de los quintetos iniciales en ataque dejaba buenas acciones, en las que Cancar demostraba estar más acertado. Además, 'Epi', que había intentado sorprender a Luis Casimiro, su homónimo en Herbalife Gran Canaria, con un quinteto repleto de novedades, tuvo el resultado esperado. La apuesta le salió bien porque consiguió poner coto al potencial de los insulares. Sólo hubo un pequeño momento de dudas durante el primer cuarto, en el que el entrenador burgalés optó por parar el partido (15-17). Entonces introdujo a Huskic y a López y esa pequeña falta de pegada se solventó, dando la vuelta al marcador para finalizar el primer cuarto con un vistoso 25 a 23 en el luminoso.

El partido se reanudó con los dos equipos entregados al ataque, donde se repartía a partes iguales el acierto. Si bien, conforme pasaron los primeros minutos del segundo cuarto, la agresividad se hizo más patente. El partido se endurecía y el San Pablo perdía terreno. 'Epi' reunió a sus hombres ante el paso al frente dado por el Herbalife (38-41). El dique de contención se construyó a tiempo y el San Pablo llegó al ecuador del partido con empate a 43.

La batalla no se enfrió pese al descanso. La igualdad, la agresividad y el acierto se mantuvieron casi inalterables durante los primeros compases del tercer periodo. Si bien, aunque era Herbalife Gran Canaria el equipo que llevaba la iniciativa en el marcador, el San Pablo contestaba cada anotación visitante. Fue con una ale-hop de Schreiner hacia Saiz el que devolvió al San Pablo las sensaciones (54-54). Sin embargo, la lucha cuerpo a cuerpo hizo volver a encajar un golpe de Rabaseda en forma de triple, que ponía a Herbalife Gran Canaria con la máxima del partido hasta el momento (61-66). 'Epi' recurrió al tiempo muerto. La corrección salvó al equipo, que consiguió reparar las fisuras en defensa y cerrar el cuarto casi empatado al Herbalife (69-70).

El efecto Aguilar

En los primeros compases del último cuarto podía estar el partido porque los insulares anotaron su mejor parcial (0-8) y abrieron una brecha (69-78). Fisher sumó la primera canasta de los locales cuando habían pasado los tres primeros minutos del último periodo y podía ser demasiado tarde porque los de Casimiro habían puesto una velocidad de crucero que era muy difícil de seguir. De hecho, el Herbalife tocó la barrera de los diez puntos y 'Epi' paró el partido (72-82). El duelo estaba en un momento crítico para los locales, pero aún tenían gasolina para luchar al sprint por la victoria. Fue un triple de Cancar el que abrió la puerta a la épica y Saiz la ratificó (85-91). Restaban dos minutos y medio y el partido seguía muy abierto. Era el momento para los valientes. Y el más valiente hasta el momento había sido Pablo Aguilar, que anotó un cuarto triple cuando más daño hacía (87-94). De hecho, fue ese triple el que acabó por tumbar las opciones de los locales y aguó la fiesta a un San Pablo Burgos que podía estar satisfecho de la imagen ofrecida (89-98)

La próxima jornada se disputará el sábado 19 de mayo a las 19.00 horas en el Buesa Arena ante el Baskonia.

Declaraciones postpartido

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos