El San Pablo certifica la permanencia

El San Pablo certifica la permanencia

El conjunto burgalés vence al Tecnyconta Zaragoza tras un magnífico tercer cuarto y certifica matemáticamente la salvación a falta de tres jornadas para el final de la temporada

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Ya es oficial. El San Pablo estará la temporada que viene en la Liga Endesa. El conjunto burgalés ha sellado hoy la permanencia tras vencer al Tecnyconta Zaragoza en un partido dominado de principio a fin por los hombres de 'Epi', que a partir del tercer cuarto se desataron y dejaron encarrilado el choque, aunque tuvieron que sudar, y mucho, en los compases finales.

96 San Pablo Burgos

Fisher (8), Gailius (16), Thompson (11), Huskic (10) y Álex López (7) -quinteto inicial-; Schreiner (2), Barrera (2), Javi Vega (4), Sebas Saiz (11), Jenkins (17), Edu Martínez (-), Cnacar (8).

88 Tecnyconta Zaragoza

Barreiro (6), Bellas (8), Neal (16), Xavi Rey (9), Bjelica (14) -quinteto inicial-; Stoll (6), Triguero (3), Dragovic (-), De Jong (9), Ennis (17), Blums (-).

Cuartos:
19-18, 49-38 (descanso); 75-52, 96-88 (fin del partido).
Ábritros:
Benjamín Jiménez, Óascar Perea y Rubén Sánchez.
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante más de 9.000 espectadores. Antes de que arrancara el choque se guardó un minuto de silencio en memoria de la burgalesa Silvia Plaza, víctima de la violencia de género. Entre el primer y el segundo cuarto, el Coliseum asistió a una pedida de mano.

El San Pablo tenía en su mano la permanencia. Una victoria aseguraría la permanencia del conjunto burgalés en la Liga Endesa la próxima temporada. De hecho, la de hoy no era sino la primera de las balas que tenía el equipo dirigido por 'Epi' en esta recta final de la campaña. La derrota cosechada ayer por el RETAbet Bilbao Basket frente al Monbús Obradoiro no había hecho sino facilitar un poco más las cosas, pero había que sellar la permanencia por la vía rápida, ganando al Tecnyconta Zaragoza, que se presentó en El Coliseum con la imperiosa necesidad de meter distancia con el descenso para evitar sustos de última hora.

Con esos antecedentes, se preveía un partido intenso, sin concesiones. Y así fue. Tras un errático inicio, en el que unos y otros desaprovecharon por precipitación sus primeros ataques, el partido se animó, con un juego muy dinámico, transiciones rápidas y muchas carreras. Gailius, que tras superar su lesión volvió a ser importante en el San Pablo, inauguró el marcador pasados los dos primeros minutos. A partir de ahí, el equipo local fue siempre por delante en el marcador, dando pocas concesiones al Tecnyconta, que no estaba disfrutando de su mejor día bajo el aro.

Sin embargo, y a pesar de ponerse cinco arriba (11-6) mediado el primer cuarto, al San Pablo le costaba abrir brecha. Demasiados errores no forzados que motivaron que el conjunto maño no perdiera la cara al choque. De hecho, un arreón en los últimos compases, auspiciado por un efectivo Neal, puso en un brete a los locales, que con un triple de Jenkins consiguieron cerrar el cuarto en positivo (19-18).

Esa canasta pareció ser un aviso de la exhibición anotadora que protagonizó Jenkins en los siguientes minutos. El escolta norteamericano se desató mediado el segundo cuarto, con diez puntos consecutivos (incluidos dos triples), que lanzaron al San Pablo en el marcador. Los hombres de 'Epi' mantuvieron la tensión defensiva y mejoraron sus guarismos en el rebote ante un Tecnyconta que no terminaba de encontrar el lanzamiento cómodo y que vio cómo el conjunto burgalés iba abriendo brecha poco a poco. Thompson se unió a la fiesta con un dos más uno y una gran internada y Barrera ponía la máxima diferencia en el electrónico (49-36) a falta de treinta segundos para el descanso.

Avalancha azulona

El 49-38 con el que ambos equipos enfilaron el camino a vestuarios colocaba al San Pablo en una situación relativamente cómoda, pero ni de lejos definitiva. Por eso, el conjunto local regresó a la pista con la intención de encarrilar el choque por la vía rápida. Nada más volver, Gailius se inventaba un magnífico triple que abrió la lata. Apuntalando su juego en una gran defensa, los hombres de 'Epi' comenzaron a gustarse y se acabaron comiendo al Tecnyconta, desesperado por momentos.

Más información

El acierto en el lanzamiento exterior, el juego en el poste bajo y la intensidad en el rebote permitieron al equipo azulón despegarse en el marcador poco a poco, pero sin freno, hasta alcanzar ventajas superiores a los 20 puntos. Un gran triple de Gailius mediado el cuarto puso al san Pablo en una situación fantástica (66-44) para sentenciar el encuentro.

Cierto es que Cargol llamó a los suyos a capítulo para intentar frenar la sangría, pero el Tecnyconta ya había entrado en barrena y no parecía ser capaz de parar la avalancha de juego azulona, que arrancó el último cuarto con una amplia ventaja de 23 (75-52).

Final con susto

En ese escenario, muy mal lo tenía que hacer el San Pablo para no llevarse la victoria y, de paso, sellar la permanencia. Cierto es que el conjunto maño comenzó el cuarto con un punto más de intensidad que el San Pablo y recortó diferencias, pero el arreón le duró un suspiro, concretamente, lo que tardó el San Pablo en aprovechar dos errores consecutivos y volver a abrir brecha a base de contragolpes (83-59). El choque ya estaba enfilado, los hombres de 'Epi' estaban compitiendo a un grandísimo nivel y el público estaba haciendo la ola, ovacionando a un equipo que ya había hecho lo necesario para asegurar la permanencia a falta de tres jornadas.

Pero entonces llegó la empanada. En los últimos cinco minutos del encuentro, el San Pablo levantó el pie del acelerador, mientras Tecnyconta hacía todo lo que no habia hecho hasta entonces, recortando diferencias hasta los 3 puntos (91-89) a falta de 13 segundos merced a un triple de Annis que silencó el Coliseum. Parecía increíble que el conjunto burgalés no hubiera matado el encuentro tras disfrutar de hasta 26 puntos de ventaja, pero tuvieron que ser Sebas Saiz, Thompson y Fisher quienes certificaran la victoria desde la línea de libres en los segundos finales. Quizá, si el encuentro hubiera durado más, el Tecnyconta hubiese tenido opciones, pero el choque ya estaba decidido. Y el objetivo de la temporada cumplido. Burgos seguirá viviendo ACB la temporada que viene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos