El San Pablo no puede con un solvente Baskonia

Fisher fue uno de los jugadores más destacados./ACB Photo / I.Martín
Fisher fue uno de los jugadores más destacados. / ACB Photo / I.Martín

Un mal inicio de partido condiciona al San Pablo Burgos, que a pesar de la mejoría en su juego no es capaz de superar al Kirolbet Baskonia en su feudo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Demasiado Kirolbet Baskonia. El San Pablo Burgos fue hoy incapaz de superar al conjunto vitoriano en un partido condicionado por su mala actuación en el primer cuarto, que se cerró con una diferencia de 13 puntos que el equipo burgalés ya no pudo remontar. Y eso que lo intentó y a punto estuvo de lograrlo con un fantástico tercer cuarto, pero el Kirolbet acabó haciendo gala de la superioridad que se le presupone y encarriló el choque antes de pasar mayores apuros.

102 Kirolbet Baskonia

Timma (3), Voigtmann (4), Huertas (2), Janning (15), Diop (6) -quinteto inicial-; Vildoza (18), Beaubois (20), Poirier (14), Shengelia (16) y Garino (4).

82 San Pablo Burgos

Fisher (13); Barrera (-), Gailius (11), Thompson (11), Huskic (10) -quinteto inicial-; Schreiner (10), Javi Vega (2), Sebas Saiz (6), Jenkins (4), Edu Martínez (-), Álex López (8) y Cancar (7).

Cuartos:
26-13, 46-33 (descanso); 69-62, 102-82 (fin del partido).
Árbitros:
Calatrava, Rafael Serrano, Antonio Sacristán.
Incidencias:
Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón Buesa Arena de Vitoria ante 11.128 espectadores. Alrededor de un millar de aficionados burgaleses en las gradas.

Comenzó muy errático el San Pablo, con tres fallos consecutivos en ataque que permitieron al Kirolbet ponerse por delante en el marcador por la vía rápida (6-0), una situación que no hacía sino dar fe del potencial del conjunto baskonista, que poco a poco fue incrementando su ventaja con cierta comodidad. Los hombres de 'Epi' parecían no estar enchufados bajo el aro y no eran capaces de frenar el poderío del Baskonia, que con sendos triples de Janning mediado el primer cuarto terminó de despegarse (19-8). El técnico burgalés intentó entonces frenar la dinámica con un tiempo muerto, pero apenas consiguió variar el signo del choque, que continuó dominando el Kirolbet hasta cerrar el cuarto con una cómoda diferencia de 13 puntos (26-13).

Una diferencia que apenas varió en el segundo periodo. Y es que, a pesar de que el San Pablo mejoró sus prestaciones ofensivas, no consiguió frenar el dominio zonal del Baskonia. Cierto es que el conjunto burgalés comenzó muy bien tras el tiempo de asueto con un triple de Cancar, pero Baskonia respondió de inmediato con otro lanzamiento de tres de Vildoza, que acabó el choque con un cien por cien de efectividad en triples. Ese intercambio de golpes fue la tónica dominante en el segundo cuarto, en el que la ventaja del Baskonia apenas se movió. Si acaso, se incrementó por momentos hasta niveles peligrosos (44-25), pero un arreón final comandado por Fisher, Gailius y Thompson permitió al San Pablo reducir el daño justo antes del descanso (46-33).

Quizá fuera por ese arreón final, o quizá la charla de 'Epi' en el vestuario surtió efecto, pero lo cierto es que el San Pablo regresó a la pista mucho más enchufado que su rival. Una evidente mejoría defensiva y una mejor interpretación de las líneas de pase permitieron al conjunto burgalés encadenar hasta tres recuperaciones consecutivas para reducir diferencias (46-40) con un parcial de 0-7.

En ese momento era Pedro Martínez el que se veía obligado a llamar a capítulo a los suyos para intentar parar la sangría. Sin embargo, los hombres de 'Epi' siguieron a lo suyo, con Fisher dirigiendo el juego de manera magistral. De hecho, la ventaja llegó a reducirse a tres puntos (48-45) con posesión para el San Pablo.

Sólo una técnica pitada sobre el banquillo burgalés y la increíble aportación de Vildoza desde la línea exterior consiguieron revertir la dinámica al filo del último cuarto, que el San Pablo encaró con 7 de desventaja (69-62).

Más información

El reto era complicado, sin duda, y más difícil que se puso nada más comenzar, ya que la canasta de inicio de Jenkins fue respondida con otro gran triple de Vildoza que permitía a Baskonia poner una ventaja más cómoda antes de los minutos decisivos (72-64), unos minutos en los que el conjunto vitoriano y el San Pablo se enzarzaron en una bonita batalla desde la línea exterior. Schreiner recortaba diferencias con dos triples consecutivos (83-76), Pedro Martínez paraba el juego y Beaubois y Janning respondían con otros dos lanzamientos de tres que volvían a poner las cosas en su sitio (89-78) a falta de cuatro minutos.

A partir de ahí, el equipo burgalés lo intentó, pero no pudo con un Baskonia muy sobrio, que consiguió poner calma en la pista y llevar el partido a su terreno. Al final, un dos más uno de Poirier y dos libres de Janning lanzaron al conjunto baskonista hasta los 102 puntos, mientras el San Pablo cerraba el choque con una sensación agridulce, la que da el haber tenido la ocasión de meterse en el partido antes del momento decisivo y haberla desaprovechado.

Sea como fuere, el San Pablo ya está salvado y cerrará la temporada el próximo fin de semana en el Coliseum ante el Bilbao Basket, que ya está descendido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos